Crisis editorial: impulsan la creación del Instituto Nacional del Libro

La iniciativa es promovida por el diputado Daniel Filmus y cuenta por el apoyo de Claudia Piñeiro, Alejandro Dolina y Darío Sztajnszrajber, entre otras personalidades de la cultura.

Ante la grave crisis que atraviesa el sector editorial, se presentó este lunes en la Sala 2 del segundo piso del Anexo de la Cámara de Diputados, un proyecto de ley que establece la creación de un Instituto Nacional del Libro Argentino (INLA).

La iniciativa que es impulsada por el diputado nacional de FPV, Daniel Filmus, y cuenta con el apoyo de legisladores como Daniel Arroyo, Victoria Donda, Gabriela Cerruti y Cecilia Moreau, prevé "la protección, difusión, defensa y distribución del libro argentino, y está vinculado con el papel importante que jugaron históricamente el Instituto Nacional del Teatro, el del Cine y el de la Música”.  

Además, la creación del Instituto del Libro cuenta con el respaldo de destacados escritores: Claudia Piñeiro, Alejandro Dolina, Darío Sztajnszrajber, Luisa Valenzuela, Julián López y Alejandra Zina, son algunos de los que se hicieron presentes esta tarde en el Congreso.

Según Filmus, el proyecto además busca impulsar la capacidad de producción y distribución de libros en las provincias, y la protección de los canales de circulación, en especial de las librerías.

Por su parte, Claudia Piñeiro destacó: "Es muy importante tener un Instituto Nacional del Libro Argentino. Hoy, al libro nadie lo protege. Es fundamental en épocas de crisis como esta". 

Y agregó: "Hay algunos compañeros que opinan que a la ley le faltan cosas y también creo que faltan cosas en general, pero la política es el arte de lo posibleAhora no tenemos nada y podemos tener esto que está muy bien. Con el tiempo seguiremos luchando para que nos den otras leyes que protejan nuestro trabajo y que pueden ir por separado".

En tanto, Víctor Malumián, opinó que es fundamental que el gobierno les proporciones un “alivio” a las librerías chicas porque son clave para el libro. “El editor pequeño que cree que puede funcionar sin una red fuerte de librerías independientes o chicas –afirma- está completamente loco. El proyecto de la creación de un Instituto Nacional del Libro Argentino es una buena noticia que hay seguir de cerca de qué modo evoluciona. Hay que ver de cómo se van a obtener los fondos y luego de que se eso hay que ver de qué modo se van a instrumentar las políticas. Creo que hay que apoyar un proyecto cuyo objetivo es hacer políticas públicas referidas al libro”, manifestó.


Rouvier