Detuvieron a dos exsecretarios de la familia Kirchner

Se trata de Fabián Gutiérrez y Julio Daniel Álvarez. El primero fue señalado por José López en su declaración. El segundo fue mencionado por Sergio "Potro" Velásquez, expiloto del avión presidencial.

La Policía Federal detuvo esta madrugada en Río Gallegos a los exsecretarios de Cristina Fernández Fabián Gutiérrez y Julio Daniel Álvarez, por orden del juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa de los cuadernos, acusados de recibir coimas a través de bolsos con dinero. 

Según informaron fuentes oficiales, Álvarez fue detenido cerca de la 1 de la madrugada en la casa de sus padres, en el Barrio 336 de la ciudad santacruceña. Luego, fue arrestado Gutiérrez en el hotel Comercio, ubicado en Avenida Néstor Kirchner 1302, que es de su propiedad. 

La orden de Bonadio llegó tras las declaraciones del exsecretario de Obras Públicas José López, quien aseguró que fue Gutiérrez quien lo llamó la noche del 13 de junio de 2016 para que llevara los USD 9 millones al convento de General Rodríguez, donde fue detenido. 

El exsecretario de Cristina es investigado en otra causa por supuesto lavado de activos, iniciada por una denuncia de la Unidad de Información Financiera (UIF). Ahora, el juez pidió ese expediente a su colega Marcelo Martínez de Giorgi, del Juzgado Federal 8, para determinar si existe alguna relación con la investigación sobre las presuntas coimas vinculadas a empresarios de la obra pública. 

Fabián GutiÃrrez fue detenido en Río Gallegos.

Gutiérrez, detenido en Río Gallegos.

Álvarez, por su parte, fue mencionado por Sergio "Potro" Velásquez, expiloto del avión presidencial durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, durante su declaración ante el fiscal federal Carlos Stornelli. 

Según el testimonio del piloto, Daniel Muñoz, exsecretario personal de Néstor Kirchner, realizaba viajes frecuentes desde la Ciudad de Buenos Aires hacia Santa Cruz con valijas, y una de las personas que los recibía en Río Gallegos era el propio Álvarez.  


"Danielito", como lo llamaban en ese círculo, fue colaborador del exmatrimonio presidencial desde los tiempos de la gobernación de Néstor Kirchner en Santa Cruz. Fue secretario de Cristina hasta 2008, cuando renunció a su cargo en medio de una investigación por supuesto enriquecimiento ilícito.

Dos años más tarde fue sobreseído por el propio Bonadio, quien consideró que no existían "elementos de convicción que demostraren un apreciable incremento patrimonial sin justa causa aparente".

Álvarez, al momento de su detención, también en Río Gallegos.


Diarios Argentinos móvil