Deuda: hoy vence el plazo para la respuesta de los bonistas

Los acreedores tienen hasta las 18 para informar si aceptan la propuesta realizada por el Gobierno argentino para la reestructuración. Guzmán busca que quienes la rechazan presenten una "contraoferta".

Este viernes, a las 17 hora de Nueva York (18 horas en la Argentina), vence el plazo que tienen los bonistas para responder a la propuesta que realizó el Gobierno argentino para la reestructuración de deuda bajo legislación extranjera. 

Este jueves, el ministro de Economía, Martín Guzmán, reveló que hay acreedores que ya aceptaron ingresar al canje, y alentó a quienes rechazan el plan de la Argentina a presentar una "contraoferta" que tenga en cuenta la necesidad de sustentabilidad en el tiempo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), por su parte, dio su apoyo para que el país logre una adhesión alta por parte de los acreedores, que tienen en su poder más de USD 68.000 millones.

"Estamos esperanzados de que se logre un acuerdo con alta participación y que genere sustentabilidad de la deuda", expresó el jueves el vocero del organismo, Gerry Rice, durante la tradicional conferencia de prensa que suele brindar en Washington.


Martín Guzmán, tras la reunión con la titular del FMI, Kristalina ...

El ministro Guzmán junto a la titular del FMI, Kristalina Georgieva.

Rice, al ser consultado si el Fondo adhería expresamente a la propuesta argentina, como lo hicieron el miércoles economistas de renombre mundial en una carta pública, dijo que la entidad tomó "la misma posición" que con todos los países integrantes que se encuentran en una situación de crisis de deuda.

"En línea con nuestra larga práctica, no sólo en Argentina sino en todos los países, nuestra práctica de larga data es que estas negociaciones son un asunto bilateral para Argentina y sus acreedores, y el FMI no está directamente involucrado", planteó el directivo.

"Estamos listos para ayudar a Argentina, especialmente en estos tiempos difíciles, ya que el gobierno argentino busca responder a los efectos sanitarios y económicos del coronavirus y desarrollar un plan económico que restablezca un crecimiento sostenible e inclusivo a mediano plazo", añadió el vocero del Fondo, con que la Argentina busca renegociar el programa vigente para postergar los pagos al organismo hasta el 2023.

La propuesta elaborada por Guzmán y su equipo fue presentada de manera formal el 17 de abril pasado. Entre otras cosas, plantea un "período de gracia" por tres años, hasta 2023, en el que la Argentina no tenga que pagar los vencimientos de deuda; una reducción en la carga de intereses de 62% (por un total de USD 37.900 millones), un alivio en el stock de capital (del 5,4%, es decir, USD 3600 millones).

De esta manera, Argentina empezaría a pagar en 2023 un cupón promedio de 0,5% y esas tasas crecerían hasta "niveles sostenibles" a través del tiempo. El interés promedio de la propuesta es 2,33%, explicó en su momento Guzmán, que durante este mes de negociación se ha mostrado firme en su postura.

Ayer, Guzmán ya confirmó que se consiguió el 70% de adhesión con los tenedores locales, quienes representan casi USD 5.000 millones, cerca del 10% del total de la propuesta de reestructuración. Con las acreedores extranjeros, la cuestión está un poco más dura y el lunes pasado los tres comités de acreedores formados para negociar rechazaron la propuesta, pero se mostraron dispuestos a negociar.  

Sin embargo, a pesar de que el plazo formal para la respuesta de los bonistas vence hoy,  el gobierno tiene la posibilidad de extenderlo al menos hasta el 22 de mayo próximo, fecha en la que vence el período de gracia para el pago de deuda por USD 500 millones que debían abonarse el 22 de abril pasado, para no caer en default.




Diarios Argentinos móvil