Deuda: "Lo fundamental es que el acuerdo sea sostenible"

Así lo afirmó el ministro de Economía, Martín Guzmán, a menos de diez días para que venza el plazo de negociación con los bonistas. "Queremos convertir a Argentina en un buen deudor que pueda hacer frente a sus compromisos", dijo.


El ministro de Economía, Martín Guzmán, dio detalles sobre la negociación de la deuda con los bonistas privados, cuyo plazo vence el próximo 22 de mayo, y ratificó que la intención del Gobierno argentino es que "el acuerdo sea sostenible" y el país pueda "convertirse en un buen deudor", pero reconoció que "todavía hay un camino importante por recorrer".

En una entrevista con el diario El País, de España, Guzmán explicó que la situación de la pandemia del coronavirus ha complicado las negociaciones. "Es muy distinto cuando el diálogo entre los acreedores y el Gobierno se realiza por videoconferencia. El hecho de no estar en persona condiciona el proceso", afirmó. 

Luego de que los bonistas no aceptaran la propuesta de la Argentina, que busca un "período de gracia" por tres años en el que la Argentina no tenga que pagar los vencimientos de deuda, el funcionario señaló que estos días se encuentran en el trabajo de "profundizar el entendimiento".

"Lo fundamental es que el acuerdo sea sostenible. Queremos convertir a Argentina en un buen deudor que pueda hacer frente a sus compromisos. Y hay múltiples combinaciones de los parámetros de una oferta que son consistentes con la idea de lo que llamamos restaurar la sostenibilidad", planteó, y reveló que por ahora los acreedores no han presentado ninguna contraoferta. 

"Argentina propone pagar un cupón promedio de 2,3% (intereses). Eso tiene que ver con lo que Argentina puede, más que con lo que pasa en el mundo. Pero es cierto que las tasas globales de interés son muy bajas. Si se aceptara nuestra oferta, Argentina podría hacer frente a sus compromisos y nuestros acreedores tendrían un retorno realista. Al cupón promedio que hoy paga Argentina, del 7%, no podemos hacerle frente", ahondó. 

Consultado sobre el argumento de los bonistas más duros, quienes sostienen que Argentina "no tiene un plan económico", Guzmán respondió: "Hace unas semanas conversaba con un gran exministro de Economía argentino y me contaba que a él le pasaba lo mismo cuando participó en un proceso de reestructuración de la deuda. Le decían: 'No hay plan'. Y me avisó: 'Te van a decir que no hay plan mientras no sea el plan que quieren ellos'".

Respecto de lo que busca el Ministerio para el futuro de la economía argentina, desarrolló: "El horizonte consiste en una estructura productiva capaz de satisfacer un conjunto de condiciones al mismo tiempo: garantizar trabajo con inclusión; generar dinamismo y competitividad, algo con lo que siempre hemos tenido problemas; y conseguir estabilidad macroeconómica, con un aumento de las exportaciones que sea consistente con el crecimiento del PIB en términos reales. Argentina ha vivido históricamente periodos de auge seguidos de caídas, crisis de balanza de pagos recurrentes, crisis de deuda soberana. Esa inestabilidad destruye empleo y genera exclusión social. En Argentina, el 40% de la población se encuentra en situación de precariedad laboral y el 52,3% de los chicos menores de 14 años sufren pobreza".


Diarios Argentinos móvil