Devaluación sin freno: en el 2018 el dólar aumentó 105%

El peso fue la segunda moneda que más se depreció a nivel mundial en el año detrás del bolívar venezolano. Desde que asumió Mauricio Macri la moneda estadounidense subió 298%.

Tras una leve baja en la última jornada del año el dólar cerró en $38,8 y culminó el 2018 con una disparada del 105%. De esta manera el peso argentino fue la moneda que más se devaluó en el mundo durante el año detrás del bolívar venezolano.

Las turbulencias de 2018 dejaron al desnudo la debilidad del peso, cuya depreciación a nivel mundial superó a la Lira turca (39,9%) y al Real brasilero (16,6%).

Por lo tanto el 2018 se convirtió en el año de mayor devaluación del peso desde la salida de la convertibilidad, mientras en paralelo el Riesgo País registró una escalada de 133% hasta alcanzar los 810 puntos básicos.

Desde la asunción de Mauricio Macri en diciembre de 2015, la moneda estadounidense aumentó su cotización en un 297,8% respecto del peso. En los dos primeros años el gobierno pudo mantener la cotización relativamente estable e inclusive por debajo del índice de inflación.

Sin embargo el mes clave fue mayo. La corrida cambiaria llevó al dólar a niveles record desde la salida de la convertibilidad, y en esos 31 días aumentó más que todo el acumulado del año 2017.

Esta sangría de divisas llevó al gobierno nacional a apurar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional en el mes de junio que le permitiría a las arcas públicas navegar con mayor espalda la crisis cambiaria.

También el 2018 va a ser recordado como el año que el dólar se llevaría puestos a dos presidentes del Banco Central. Federico Sturzenegger y Luis Caputo fueron eyectados de la autoridad monetaria tras la fuerte pérdida de confianza de los mercados en Argentina.

Diarios Argentinos