Diputado del PRO pide prisión domiciliaria para imputados por delitos de lesa humanidad

El proyecto de resolución fue presentado por el presidente de la comisión de Defensa, Alberto Asseff, y lleva también las firmas de los diputados Pablo Torello (PRO) y Carlos Zapata (Ahora Patria).

El diputado nacional del bloque Juntos por el Cambio Alberto Asseff, titular de la Comisión de Defensa pide al Gobierno que se asegure la igualdad de derechos para todas las personas encarceladas -sean con prisión preventiva o con condena relacionados a temas de derechos humanos-, que “por su edad o condición de salud pueda estar en su hogar al cuidado de sus seres queridos y que hoy por cuestiones de odio, revanchismo y prejuicios ideológicos se les niega el menor derecho procesal básico”, tal el texto del proyecto.

La iniciativa, que es impulsada a través de un proyecto de resolución, lleva también las firmas de los diputados Pablo Torello (PRO) y Carlos Zapata (Ahora Patria), ambos del interbloque Juntos por el Cambio.

Al respecto, Asseff explicó que “este Gobierno ha fogoneado el odio hacia las figuras de las fuerzas militares y policiales, lo que redunda en una justicia prejuiciosa que le niega derechos procesales básicos a personas que no están en condiciones de afrontar un proceso judicial que es exigente para la salud física de quien debe pasar por él”. Asseff considera que “existe un trato ‘desigual’ para los enemigos ideológicos del Gobierno, que asocia a todo lo militar a la idea de represión”.

“La idea de mantener en cárceles comunes a los imputados en base a la idea de que exista peligro de fuga es ridícula, pues ¿qué peligro de fuga pueden detentar personas de edades tan avanzadas? Tampoco es lógica la idea de que puedan representar un peligro en sus casas, pues sólo desean terminar sus días de modo pacífico, rodeados de sus afectos. Lo único que piden son el mismo trato que tendría cualquier otro ciudadano en su misma circunstancia, pero que no estuviese señalado por el revanchismo del gobierno”, razonó.

Y concluyó señalando que “hoy lamentablemente en la Argentina existe una justicia para los amigos del estado y otra para sus enemigos”.

Diarios Argentinos