Diputados dio media sanción al proyecto para frenar el aumento de tarifas

La iniciativa de la oposición para retrotraerlas a noviembre de 2017 consiguió 133 votos afirmativos, 94 negativos y 3 abstenciones. Ahora llegará al Senado. Desde el oficialismo ya anticiparon que, de aprobarse, Macri recurrirá a un veto.

Tras dos sesiones fallidas que terminaron en escándalo, la Cámara de Diputados finalmente aprobó y giró al Senado el proyecto de la oposición para frenar el aumento de tarifas, a pesar del rechazo del oficialismo, que ya anunció que, de aprobarse, el presidente Mauricio Macri recurrira a un veto. 

La iniciativa cosechó 133 votos a favor, 94 en contra y 3 abstenciones. Fue apoyado por el bloque Justicialista, el Frente Renovador, el Frente para la Victoria, la Izquierda, el Movimiento Evita y otros bloques menores. 

El proyecto busca retrotraer el costo de las boletas a noviembre de 2017 y condicionar los futuros ajustes al Coeficiente de Variación Salarial (CVS). Sin embargo, desde Cambiemos lo calificaron como "inviable" y ya advirtieron que Mauricio Macri "está dispuesto a asumir el costo político de un veto", según adelantó el radical Mario Negri. 

Uno de los primeros en tomar la palabra fue el exministro de Economía y actual diputado kirchnerista Axel Kicillof. "Vino un Gobierno que vino a aplicar una política de ricos para ricos, en contra de los sectores populares, que puso el Estado al servicio de quienes no los necesita. La política energética de nuestro Gobierno es la que permitió recuperar YPF, la que le devolvió a los argentinos la soberanía", defendió. 

Otro de los que apuntó contra el oficialismo fue el justicialista Diego Bossio. "El debate lo instalaron ustedes. La diputada (Elisa) Carrió fue la primera que instaló el tema de tarifas; el presidente de la UCR (Alfredo Cornejo) fue contundente con su propio ministro de Energía. Lo que nosotros hacemos es encontrar una solución, no vamos a permitir que nos digan golpistas", planteó. 

El diputado macrista Luciano Laspina les respondió: "Es duro escuchar que aquellos que nos metieron en un descalabro formidable, en un problema de enorme magnitud, como el congelamiento de las tarifas, que nos llevó por un lado a la pérdida de la soberanía energética, una reversión de mas de 16 mil millones de dólares en la balanza energética, nos hagan propuestas. Ojalá esta vez el tiempo y la sabiduría le dé a la sociedad la paciencia para entender que este es camino que hay que transitar".

Por su parte, Martín Lousteau (Evolución Radical) habló de una “angustia generalizada” que se percibe ante las últimas novedades económicas, y alertó que pasado el tema tarifario que se tendrá que afrontar el tema fiscal. Reconoció en ese sentido que con el proyecto en discusión, “el déficit fiscal va a crecer”, destacando que “se están ajustando las tarifas de una manera que lo que va a hacer es aumentar el déficit fiscal que tenemos”.

Además, recordó que el sistema fiscal que tenemos fue “heredado” y según el mismo en algún momento se llegó a gastar uno de cada cinco pesos en subsidios “mal direccionados”, que manejaban Ricardo Jaime en el caso del transporte y Julio De Vido en el resto, y que “no tenían equidad entre ciudadanos, ni entre provincias”.

El radical misionero Luis Pastori calificó de “disparate total pretender congelar o retrotraer las tarifas”, y legislar sobre el IVA. Pero aclaró luego que eso no lo decía él, sino el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey; luego recordó los dichos en ese mismo sentido por parte del cordobés Juan Schiaretti, quien remarcó que “los peronistas no cogobernamos, por lo tanto no corresponde que sancionemos ninguna ley en el Congreso”. También citó al entrerriano Gustavo Bordet, al chaqueño Domingo Peppo y su comprovinciano Hugo Passalacqua, quienes también se pronunciaron en ese mismo sentido, para “ubicar el contexto en el que estamos discutiendo este proyecto”.

Un contexto que, afirmó, “apunta a la intención de perjudicar al Gobierno nacional”, cuando en realidad “perjudican a más de 43 millones de argentinos”. Enumeró luego las transferencias que este Gobierno está haciendo a las provincias, destacando que son los valores más altos que se recuerden, con lo cual las provincias “tienen un superávit económico”.

En respuesta a esto, el diputado de Unidad Ciudadana Leopoldo Moreau reclamó al Gobierno reconocer “que fracasaron, que llegaron con la mentira y el odio, y se les está acabando la mentira y solo les queda el odio”. Mientras que Máximo Kirchner rechazó las críticas a la oposición por impulsar este proyecto y manifestó que “demagogia es decir que no va a haber tarifazos y después hacerlos”. El hijo de la expresidenta consideró además que “este Congreso lo que no puede es ser la cara del ajuste de Mindlin y Aranguren”.


Diarios Argentinos móvil