El Gobierno dispuso un nuevo mecanismo para la compra de insumos

La medida busca dar la mayor transparencia a la adquisición de bienes y servicios por parte del Estado. Fue luego de la polémica en Desarrollo Social por los alimentos con sobreprecios.

Tras la polémica por los sobreprecios en la compra de alimentos por parte del Ministerio de Desarrollo Social, el Gobierno nacional modificó hoy el procedimiento de contrataciones de bienes y servicios en el contexto de la emergencia decretada por la pandemia por coronavirus, con el objetivo de promover la "participación de la mayor cantidad posible de oferentes", y dejar en claro que el Estado "no abonará montos superiores a los precios máximos" establecidos.

Así lo estableció a través de la disposición número 55 que firma la titular de la Oficina de Contrataciones, María Eugenia Bereciartua, que fue publicada hoy en el Boletín Oficial.

Entre los considerandos, se señala que los cambios contribuyen a "afianzar el principio general de promoción de la concurrencia, el cual postula la participación de la mayor cantidad posible de oferentes, de modo tal que la autoridad competente para decidir cuente con la mayor cantidad posible de alternativas de elección, para escoger con más posibilidad de acierto la que mejor satisfaga el interés público comprometido".

Además, se remarca la necesidad de "regular con mayor especificidad los pasos a seguir en aquellos casos en que los organismos opten por utilizar el mentado sistema electrónico de contrataciones para convocar a interesados en participar de procedimientos de contratación de bienes y servicios en la Emergencia".

Entre las modificaciones incorporadas, se especifica que "la convocatoria podrá realizarse en el Sistema Electrónico de Contrataciones de la Administración Nacional, en adelante denominado 'Compr.ar'". Y, en ese caso, con la difusión de la convocatoria "se enviarán automáticamente correos electrónicos a todos los proveedores incorporados al Sistema de Información de Proveedores según su rubro, clase u objeto de la contratación".

"Con esto se dará por cumplido el requisito de publicidad de la convocatoria referente al envío de invitaciones. El procedimiento por el referido sistema se realizará hasta el cuadro comparativo, las restantes etapas se realizarán conforme a lo establecido en la presente", explica la norma.

Entre otras cosas, el nuevo mecanismo señala que "se deberá invitar como mínimo a tres proveedores, entre aquellos que se encuentren en estado 'inscripto' en el Sistema de Información de Proveedores (Sipro) asociado al Sistema Electrónico de Contrataciones de la Administración Nacional (Compr.ar)".

"Las invitaciones deberán enviarse al domicilio electrónico especial declarado en el Sipro asociado al Compr.ar", explica el artículo 2 de la disposición.

También decreta que las invitaciones a los oferentes deberán contener cierto tipo de información. Por ejemplo, se debe indicar que "no se abonarán montos superiores a los Precios Máximos establecidos por la Resolución de la Secretaría de Comercio Interior del Ministerio de Desarrollo Productivo N° 100/20 o aquellos que se dispongan en el futuro".

La decisión se tomó luego de lo que fue la detección de compras de alimentos por parte del Ministerio de Desarrollo Social con precios por encima del valor promedio de mercado. Esto provocó la salida de Gonzalo Calvo, a cargo de la Secretaría de Articulación de la Política Social, por pedido del titular de la cartera, Daniel Arroyo, de de otros 15 funcionarios que trabajaban en esa dependencia.


Imagen


Diarios Argentinos móvil