Durante un acto, Alberto Fernández apuntó contra la Corte Suprema

El presidente encabezó la entrega de 700 mil notebooks a estudiantes y aprovechó la ocasión para cuestionar el fallo: "Me apena ver la decrepitud del Derecho convertida en sentencias".

El presidente Alberto Fernández encabezó este mediodía un acto de entrega de notebooks y aprovechó la ocasión para cuestionar el fallo de la Corte Suprema que avaló las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires. "Me apena ver la decrepitud del Derecho convertida en sentencias", señaló.

El jefe de Estado anunció en el partido bonaerense de Ezeiza la entrega de 700 mil equipos destinados a alumnos de escuelas rurales, interculturales, bilingües, y de nivel secundario de las 24 jurisdicciones del país en el marco del Plan Federal Juana Manso, por el cual se invirtió $20.000 millones. 

"Es un día de alegría francamente porque el acceso a internet para un niño, una niña, un joven es lo que en mi época era poder acceder a un libro o a una biblioteca. Vivimos en un tiempo donde el conocimiento es central, las sociedad ricas son las que se educan y desarrollan la ciencia y la tecnología", señaló Fernández.

En este aspecto el primer mandatario expresó: "Una vez dije que no me vengan con la 'meritocracia' fui muy vapuleado por eso, el mérito existe y de eso no cabe ninguna duda, pero para que valga como tal exige que todos partan desde el mismo punto de partida porque sino algunos parten con ventaja y el mérito de los que están más atrás no alcanza para llegar a la meta". 

En esta línea y ante los allí presentes, Fernández agregó: "Esto está acompañado de otro plan de conectividad que es el de llevar fibra óptica a todo el país y eso lo hace el Estado, que es quien más conectividad tiende, porque en los años que me precedieron esperaron que lo hicieran los capitales privados pero ellos van donde es negocio. Nosotros lo llevamos donde hay una necesidad, porque donde hay una necesidad hay un derecho, y esa es la gran diferencia que tenemos".

Luego, el presidente se refirió a la resolución del máximo tribunal: "Enseño Derecho en la Universidad de Buenos Aires hace más de 30 años y no saben lo que me apena ver la decrepitud del Derecho convertida en sentencias".

Por su parte, el ministro de Educación de la Nación expresó: “Existió un Gobierno que fundó Conectar Igualdad y 5 millones y medio de computadoras se distribuyeron entre 2010 y 2015, pero también algunas cosas cambiaron en nuestro país y un gobierno tomó una decisión contraria, dejar de instruir computadoras porque decían que sobraban y allí nos golpeó la pandemia y hoy un presidente está acompañando el proceso nuevamente de fabricación de computadoras”. 

En tanto, Axel Kicillof apuntó: “Que costo tiene el daño que hizo el gobierno anterior que decidió interrumpir este programa. Y eso sin pandemia”, y en este sentido se refirió  a la virtualidad de las clases, “uno observa lo que ocurrió en todo el planeta y cuando crece la tasa de contagios en muchísimos países y en los más avanzados, tuvieron que pasar no a una suspensión de la educación, sino a la virtualidad. Hubo que abandonar con dolor como nos causa a todos, la presencialidad”. 


Diarios Argentinos