Ecuador: se agrava la crisis tras el toque de queda

El presidente Lenin Moreno militarizó Quito para aplacar las protestas, pero los cacerolazos continuaron durante la noche. Hay más víctimas fatales por la represión.

En el marco de una crisis que sólo tiende a espiralizarse, el presidente Lenín Moreno ordenó el toque de queda y la militarización de la zona metropolitana de Quito. A través de un tuit en su cuenta oficial, el mandatario precisó que la medida comenzaba a regir desde las 3:00 p.m., hora local y aclaró que "esto facilitará la actuación de la fuerza pública frente a los intolerables desmanes de violencia".

La medida fue dictada tras el décimo día consecutivo de protestas en Ecuador generados por el aumento de las tarifas de los combustibles. Las actividades están casi totalmente paralizadas en Quito por la protesta de la Confederación de Nacionalidades Indígenas, que con sus bases en las calles exigen la derogatoria del decreto 883 que determinó la suspensión del subsidio de la nafta extra y el diésel, que provocó un aumento del 100 por ciento de las naftas.

La represión desplegada por el gobierno de Lenín Moreno ya dejó varias víctimas fatales y decenas de desaparecidos. Durante el sábado se viralizó en las redes un video que mostraba como caía asesinado un manifestante parapetado en una barricada, seguramente por el disparo de un francotirador.

El lápiz verde