El asfalto, ¿la respuesta a todos los males?

El anuncio de obras viales fue uno de los ejes de campaña de Macri y el oficialismo. A los números negativos de la economía contrapusieron los logros en esa materia. Pero, ¿qué marcan las estadísticas?

El anuncio de obras viales fue el principal eje que tomó el oficialismo para llevar adelante su campaña. Con el argumento de los kilómetros de rutas construidos y calles asfaltadas, los principales dirigentes de Cambiemos hicieron frente a todo tipo de cuestionamientos, desde la pobreza hasta al desempleo. A las malas noticias de los índices económicos contrapusieron los logros en materia vial.

La polémica en torno a la cuestión del "asfalto" tuvo algunos momentos destacados. Al ser consultado durante una entrevista televisiva sobre las personas que no pueden acceder a un plato de comida, el presidente Mauricio Macri respondió: "Eso me angustia. Igualmente, ese chico, por suerte en algunos casos con 5 mil cuadras construidas, puede salir al colegio porque ahora tiene pavimento. Antes había calles de barro y no podía salir cuando llovía".

En el mismo sentido, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, recurrió al asfalto para responder a las críticas por el empeoramiento de los índices económicos en el Conurbano durante una entrevista. "Si le preguntás a alguien que vive en San Miguel o Tres de Febrero si está peor después de que le pusieron el asfalto que esperó 40 años y ahora se puede poner unas zapatillas de color blanco, a lo mejor no te dice que está peor", manifestó.


Campaña vs. realidad.

El mes pasado, durante la inauguración de un tramo de la autopista 7 en la provincia de Buenos Aires, Macri aseguró que "en lo que hace específico a lo vial" su Gobierno ya había terminamo "7600 km, entre autopistas y rutas". "Tenemos 13.480 km en construcción. Esto es más que en los últimos 65 años", aseguró. Ese anuncio fue impactante, pero ¿es real?



Según publicó Chequeado, desde la gestión de Cambiemos afirmaron que se realizaron 8958 km de obras viales finalizadas y que hay 13.873 km de obras en ejecución. Sin embargo, este medio desmintió la información del Gobierno porque se incluyen distintos tipo de obras y no solo construcción.

De los 8958 km de obras terminadas, el 53 % correspondería a repavimentaciones, el 14 % a pavimentaciones, otro 14 % a mantenimientos y el 8 % a rehabilitaciones. Con lo cual, la cifra anunciada de construcción se desinflaría al 11 %.

En cuanto a las obras en desarrollo, de los 13.873 km, de acuerdo a lo precisado por el Gobierno y publicado por Chequeado, el 67 % son repavimentaciones, el 14 % mantenimiento, el 5 % pavimentaciones y 7 % autopistas.

La conclusión a la que arribaron fue que, para alcanzar el número anunciado, el Gobierno de Macri registró, además de las obras de construcción de rutas, todo lo referente a arreglos de luminarias y obras de seguridad. “Las autopistas y rutas finalizadas son menos de 500 km, mientras que otros 900 km están en ejecución”, confirmaron.


El anuncio en gráficos

Si trasladamos los números del mensaje del presidente y del informe de Chequeado a gráficos, y luego simulamos un viaje en línea recta, los destinos a los que arribaríamos serían absolutamente remotos.

Macri aseguró que hay 7600 km entre rutas y autopistas terminadas y 13.480 km en obra. En total suman 21.080 km con lo cual un destino podría ser Shangai, en China, que está a 19.600 km de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). 




En cambio, según los datos aportados por Chequeado, entre trabajos terminados y en desarrollo hay unos 1466 km. La suma de todo lo realizado en materia vial da 1.466 km, la distancia que hay, por ejemplo, entre CABA y la localidad chubutense de Comodoro Rivadavia, una cifra considerablemente menor a la mostrada por el Gobierno nacional.









Diarios Argentinos móvil