El fiscal Moldes pidió ratificar la prisión preventiva contra Cristina

El fiscal solicitó a la Cámara Federal que homologue el procesamiento para iniciar el trámite de desafuero. Al igual que Stornelli y Rívolo, exigió agravar la acusación contra ella y otros cuatro procesados.

El fiscal ante la Cámara Federal Germán Moldes respaldó el pedido de detención contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en el marco de la causa de los cuadernos y ratificó la apelación de sus pares Carlos Stornelli y Carlos Rívolo al fallo del juez federal Claudio Bonadio para que se le atribuyan 931 hechos de corrupción y no 22, como le adjudicó el magistrado.

Además, el funcionario del Ministerio Público también solicitó, al igual que Stornelli y Rívolo, que se modifique la carátula del procesamiento de Carlos Wagner, Gerardo Ferreyra, a Ernesto Clarens y a José López para que sean acusados como "organizadores" de la supuesta organización ilícita destinada a recaudar sobornos de empresas contratistas del Estado, al igual que Julio de Vido y Roberto Baratta. 

En su escrito presentado ante la Sala I de la Cámara Federal, Moldes señaló a Cristina Kirchner como "jefa" de esa presunta asociación ilícita y pidió al tribunal que "homologue" el procesamiento para iniciar el trámite de desafuero en la Cámara de Senadores para, si llegara a concretarse, dictar la detención inmediata. 

"Sucede que otros imputados deberían estar presos no lo están, amparados por sus fueros y es precisamente la resolución de esta Cámara, un doble conforme la que habilitará ante un más que previsible pedido de desafuero, la desafectación de ese resguardo para que la jefa de la asociación ilícita investigada y procesada en autos por este grave ilícito resulte inmediata y efectivamente detenida", escribió el fiscal. 

"Los testimonios de los imputados colaboradores dan cuenta de que los pagos realizados no tenían, por cierto, el carácter de mera dación sin esperar contraprestación o esperar acto por parte del que recibe, sino que demuestran la clara existencia de un acuerdo criminal y corrupto entre empresarios y funcionarios públicos, a fin de obtener de ambos lados un lucro indebido", agregó.

Al apoyar el pedido de Stornelli y Rívolo para agravar la acusación contra Wagner, Ferreyra, Clarens y López, sostuvo que los cuatro procesados "realizaron mayores aportes a la obra delictual, los que resultaron ser elementales y más relevantes con relación a los cometidos por los demás miembros". 

Y añadió que "desarrollaron actividades que fomentaron el objetivo criminal de la agrupación y tareas que quizás no eran fáciles de reemplazar como sí pudieron ser las de los demás".

Ahora, será la Sala I de la Cámara Federal, integrada por Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzila, la que deba pronunciarse sobre el pedido de Moldes. 

Diarios Argentinos móvil