El Gobierno estableció la prohibición de despidos y suspensiones durante 60 días

Lo dispuso a través de un decreto. "Resulta indispensable garantizar la conservación de los puestos de trabajo en aras de preservar la paz social", sostuvo. Llega en medio del conflicto con Techint.


Luego de la situación con el grupo Techint, que decidió echar a 4.500 trabajadores en medio del aislamiento social obligatorio por la pandemia del coronavirus, el presidente Alberto Fernández dispuso anoche, a través de un decreto de necesidad y urgencia, la prohibición de despidos o suspensiones por un período de 60 días. 

La norma, publicada con el número 329/2020 en el Boletín Oficial, lleva las firmas del mandatario; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y todos los ministros. Durante los próximos dos meses, las empresas tendrá prohibido "los despidos sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor", como así también las "suspensiones por las causales de fuerza mayor o falta o disminución de trabajo".

"Resulta indispensable garantizar la conservación de los puestos de trabajo por un plazo razonable, en aras de preservar la paz social y que ello solo será posible si se transita la emergencia con un Diálogo Social en todos los niveles y no con medidas unilaterales", sostiene el decreto entre sus considerandos.

En la misma línea, afirma que decisiones de ese tipo no serían "más que una forma de agravar en mayor medida los problemas que el aislamiento social, preventivo y obligatorio procura remediar".

Además, en su artículo cuarto, el texto establece que "los despidos y las suspensiones que se dispongan en violación de lo dispuesto" en la norma "no producirán efecto alguno, manteniéndose vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones actuales".


Las críticas de Fernández a Techint

La decisión del Gobierno nacional llega luego del enojo que Fernández y algunos de sus funcionarios hicieron visible esta semana por la situación del grupo metalúrgico Techint, una de las compañías más grandes de la Argentina, liderada por Paolo Rocca, decidiera el despido de 4.500 trabajadores en medio del cese de actividades por la pandemia del coronavirus, que azota a gran parte de la población mundial.

Esta semana, el presidente se había mostrado muy duro contra la empresa. "Tanta plata has ganado a lo largo de tu vida; tenés una fortuna que te pone entre los más millonarios del mundo; hermano, ¡esta vez colaborá!", expresó, molesto, y calificó la decisión como de "una falta de solidaridad enorme".

Ayer, desde Techint Construcciones, la constructora del grupo, salieron a justificar la determinación. "Nosotros hacemos casi todos nuestros proyectos para privados y todos se pararon por tres causas: por los clientes, por la cuarentena y por el impacto de nuestros operarios. El impacto del aislamiento en nuestra empresa es tremendo, a tal punto que la facturación de abril va a ser cero. Para nosotros esto significa estar parados totalmente", dijo su CEO, Carlos Bacher. 

También aseguró que los despidos entran dentro del marco un acuerdo firmado con la  Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra). "Acá hubo un convenio laboral firmado con la Uocra que atiende a que los proyectos puedan empezar, terminar, pararse y a los empleados de la construcción se les va acumulando un dinero en el fondo de desempleo que lo cobra el día que termina su trabajo, sea que el proyecto se pare o suspenda", planteó. 


Diarios Argentinos móvil