El Gobierno ordenó el cierre de todas las fronteras hasta el 31 de marzo

No habrá ingresos en la totalidad de los pasos internacionales, puertos, aeropuertos y centros de frontera. A pesar del plazo establecido, el decreto aclara que "podrá ser ampliado o abreviado".


El Gobierno nacional resolvió ampliar el cierre de fronteras que regía desde el 16 de marzo último "a las personas residentes en el país, y a los argentinos y las argentinas con residencia en el exterior", a través de la restricción de todos los pasos internacionales, puertos, aeropuertos y centros de frontera, en el marco de las medidas adoptadas para frenar el avance del coronavirus.

Lo estableció a través del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 313/2020, publicado hoy en el Boletín Oficial con la firma del presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y todo el equipo de ministros.

Si bien el DNU establece que la medida rige hasta las 24 horas del próximo 31 de marzo, aclara que el plazo previsto "podrá ser ampliado o abreviado" por el Ministerio del Interior, previa intervención de la autoridad sanitaria nacional conforme a la evolución de la situación epidemiológica.

La medida comprende a los puertos, aeropuertos, pasos internacionales, centros de frontera y cualquier otro punto de acceso al país, según detalla el artículo 1 del decreto, válido para "las personas residentes en el país y a los argentinos y las argentinas con residencia en el exterior".

Entre las excepciones están las personas afectadas al traslado de mercaderías por operaciones de comercio internacional de transporte de cargas de mercaderías, los transportistas y tripulantes de buques y aeronaves, y las personas afectadas a la operación de vuelos y traslados sanitarios.

También podrán entrar al país quienes se encuentran en tránsito aéreo hacia Argentina "con fecha de ingreso comprobada dentro de las 48 horas siguientes a la fecha de publicación del decreto", explica el texto.

"Sin perjuicio de lo expuesto, el eventual ingreso efectivo al país de cada persona o medio de transporte autorizado, estará supeditado al estricto cumplimiento de las recomendaciones y directivas de la autoridad sanitaria nacional", añade en ese sentido.

Respecto de los miles de argentinos que quedarán varados en el exterior, el decreto asegura que la Cancillería, encabezada por Felipe Solá, adoptará "a través de las representaciones argentinas en el exterior, las medidas pertinentes a efectos de facilitar la atención de las necesidades básicas de los nacionales argentinos o residentes en el país que no pudieran ingresar al territorio nacional", hasta tanto puedan hacerlo.

En los considerados, se sostiene que estas medidas "resultan las imprescindibles, razonables y proporcionadas con relación a la amenaza y el riesgo sanitario que enfrenta el país", y que "obedece a la necesidad imperiosa de resguardar a quienes se encuentran en el territorio nacional de la propagación del coronavirus Covid-19".



Con información de Télam.


Diarios Argentinos