El lenguaje inclusivo en la Justicia ¿sí o no?

Un grupo de abogados de CABA denunció el jueves a la jueza Elena Liberatori ante el Consejo de la Magistratura por redactar una sentencia en lenguaje inclusivo. El hecho generó reacciones a favor y en contra. ¿Puede el poder judicial quedar afuera de los cambios sociales?


Un grupo de abogados de la Ciudad de Buenos Aires denunció este jueves a la jueza Elena Liberatori, a cargo del Juzgado N°4 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de CABA, ante el Consejo de la Magistratura por redactar una sentencia en lenguaje inclusivo.

"Acabo de denunciar ante el Consejo de la Magistratura a una jueza por sentenciar en lenguaje inclusivo. Las sentencias judiciales deben escribirse en nuestro idioma y no en una neolengua marxista rechazada por la RAE", sostuvo el abogado Elías Badalassi al publicar en Twitter una copia de su presentación. Según aseguró, quienes respaldaron la iniciativa fueron los colectivos de abogados “Comisión Federal de Abogados Provida”, “Abogados por la Vida” y “UBA Derecho por la Vida”.


En este sentido, la lingüista y docente Libertad Fructuoso dijo a El País Digital: "La denuncia no tiene fundamentos consistentes y lo único que hace pensar es en el denunciante. Si se miran los argumentos que esbozan los abogados que están denunciando en contra de la jueza se puede ver que, primero, la acusación de que se trata de una lengua neomarxista, que es un término absolutamente impreciso que no refiere a nada en concreto y que solo permite llevarnos a un universo discursivo que empatiza con el mundo de los antiderechos”. 

“Por otra parte, hablar de idioma nacional no tiene fundamentos ya que  no existe como tal en la constitución nacional y en todo caso si nos referimos al  español rioplatense, en ese caso no habría que citar a la RAE sino a la Academia Argentina de Letras o alguna otra institución argentina para hablar de algo que, efectivamente, pasa acá”, agregó.


¿Qué denuncian?

En una sentencia en la que le ordenó al Gobierno porteño garantizar el acceso de los menores a la escuela primaria y secundaria, la jueza porteña utilizó la letra “e” y escribió: "Miles de niñes y adolescentes no logran obtener una vacante en el sistema de educación de gestión estatal de la Ciudad".



Liberatori no es la única magistrada que coló el lenguaje inclusivo en una sentencia judicial. También se conoció el caso de la jueza de Garantías de Zapala, Leticia Lorenzo, que usó la “e” en fallos judiciales y se refirió a "les abogades" y "les acusades".“Para mí es más importante el contenido que la cuestión estética. El fondo de esta decisión es encontrar formas más inclusivas y respetuosas de referirse a las personas. Hay hombres, mujeres y personas de sexo no definido. A veces podemos sintetizar gracias al lenguaje e incluirlos a todos. Y aunque a alguno se moleste habrá gente que se sienta incluida y comprendida”, afirmó Lorenzo durante una entrevista a Clarín.



El lenguaje judicial (particularmente en la redacción de las sentencias) ha sido duramente cuestionado por la utilización de exceso de tecnicismos que dificultan su comprensión. Ha sido calificado de hermético, críptico y oscuro. Hoy existe un fuerte impulso a las prácticas de lenguaje claro en la tarea judicial y es interpretado por la mayoría de la sociedad como una necesidad.

El lenguaje se adapta y se acerca a sus destinatarios. ¿En este contexto puede irrumpir el lenguaje inclusivo en la Justicia? Aún parece estar lejos de ganar esa batalla.

“Después de la sanción de la ley de identidad de género —que es de 2012 y que es pionera en despatologizar la identidad trans— y la ley de matrimonio igualitario —de 2010, previa todavía— me parece que ya llegó la hora al ámbito de la medicina y el derecho, que son ámbitos bastante conservadores, de acompañar los cambios sociales y dar un lugar efectivo y pleno a la ampliación de derechos”, concluyó Fructuoso. 

Son pocos los casos de los magistrados que adoptaron el uso del lenguaje inclusivo, pero si así lo hicieron ¿puede ser causal de una denuncia por mal desempeño? En principio, no existe ninguna norma que prohíba la utilización del lenguaje inclusivo. En el Código Procesal Civil y Comercial se prescribe que en todos los actos del proceso debe utilizarse idioma nacional. Entonces, el debate ya supera el ámbito judicial y la pregunta es ¿el idioma castellano admite el uso del inclusivo?


¿Qué dice la Real Academia Española?

En la última edición del “Libro de estilo de la lengua española según la norma panhispánica”, la RAE consideró “innecesario” el uso del lenguaje inclusivo que utiliza “x”, “@” o “e” en lugar del plural. Así rechaza expresiones como “todxs”, “tod@s” o “todes”. “El masculino gramatical funciona en nuestra lengua (español), como en otras, como término inclusivo para aludir a colectivos mixtos, o en contextos genéricos o inespecíficos”, sostuvo la RAE.

"El tema es que no son las lenguas las que admiten o no admiten una cosa. El aspecto normativo de las lenguas viene de la gente y de la lengua como una herramienta de dominación social, que es algo que ha funcionado históricamente para dominar pueblos, comunidades, variedades y grupos minoritarios o minorizados, y eso es lo que sucede ahora", explicó Fructuoso. 

"La comunidad LGTBI no es minoría sino que es minorizada socialmente. Entonces, ahí está el tema de que no sea representada lingüísticamente, que no tenga un tipo de representación en el lenguaje", aclaró.

"Entonces, las personas son las que admiten o no admiten determinados usos. A nadie se le ocurriría decir que ‘gloogear’ es una palabra que no debería existir porque la combinación  ‘oo’ en español no existe. Es ridículo, de hecho nosotros nos reímos cuando los españoles dicen ratón en vez de mousse, pero de pronto cuando hay una necesidad democratizante de la lengua vienen estos abogados de la Ciudad de Buenos Aires y apelan a algo muy retrógrado como la RAE", afirmó.

Lo cierto es que el uso de lenguaje inclusivo en el ámbito judicial no pasó desapercibido y generó reacciones a favor y en contra. El abogado que presentó la denuncia contra la jueza Liberatori anunció que ya ratificó la denuncia y que sigue su curso. El debate queda abierto.  

El Lapiz Verde móvil info general