En el túnel del tiempo: en España, no se puede criticar a la monarquía

El rapero Pablo Hasél fue detenido y deberá cumplir una pena de nueve meses de cárcel por tuitear contra la monarquía y las fuerzas de seguridad.


¿Qué pasó?

El rapero español Pablo Rivadula Duró (más conocido como Pablo Hasél), de 32 años de edad, fue detenido y encarcelado este martes y deberá cumplir una pena de nueve meses de cárcel por tuitear contra la monarquía española y las fuerzas de seguridad.

“No nos van a parar nunca, no nos van a doblegar”, gritó Hasél con el puño en alto mientras la policía lo escoltaba fuera de la Universidad de Léirda, en la región nororiental de Cataluña, donde se había atrincherado desde el día anterior con decenas de jóvenes que acudieron en su ayuda. 

Hasél tenía plazo hasta el viernes 12 de enero para entregarse voluntariamente y empezar a cumplir la sentencia. 


¿De qué se lo acusa?

A Hasél se lo acusa de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona y las fuerzas de seguridad. La acusación es por tuits suyos publicados entre 2014 y 2016. 


 Hasel ya había sido condenado por sus canciones en 2014: en una de las letras, enaltecía el terrorismo. El juez le impuso dos años de prisión.

¿Qué dice Hasel?

Hasel publicó un comunicado de prensa en el que reafirmó la importancia de reclamar de forma masiva por la libertad de expresión. “No voy a ser el único preso político, las cárceles del Estado están llenas de revolucionarios que nos han representado luchando por sus derechos y libertades democráticas.


¿Cuál es la posición del gobierno español?

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, aseguró el pasado 10 de febrero que “excesos verbales” como los del rapero Pablo Hasél no pueden llevar a la cárcel y anticipó la intención del Ejecutivo de llevar adelante una reforma legal tras confirmarse que este artista debe cumplir la condena de nueve meses de prisión. 

Montero sostuvo que debe haber “proporcionalidad” en el castigo a los excesos en el ejercicio de la libertad de expresión y que las manifestaciones "artísticas y culturales” deben quedar “al margen” del reproche penal.

Indicó que en esa dirección apunta la reforma que impulsa La Moncloa, a fin de ajustar la respuesta legal ante excesos en la libertad de expresión. El Ministerio de Justicia, asimismo, que se trataba de revisar las consecuencias legales de los delitos de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas; delito de odio; de injurias a la Corona y a otras instituciones; y contra los sentimientos religiosos.


¿Cómo reaccionó la sociedad?

Unos 200 artistas, entre ellos el director de cine Pedro Almodóvar, el actor Javier Bardem y el cantautor Joan Manuel Serrat, firmaron un manifiesto en defensa del rapero español. 

Este martes hubo manifestaciones en distintas ciudades de España en apoyo a Hasél. Las protestas culminaron con 15 detenidos producto de diversos disturbios.

Símbolo para muchos de la libertad de expresión en España, las manifestaciones se desarrollaron en Valencia y en las ciudades catalanas de Barcelona, Lérida, Girona y Vic, las cuales terminaron en enfrentamientos con la unidad antidisturbios de la policía catalana. 



Diarios Argentinos