Fernández: "Llegó la hora de ocuparnos de la gente que la meritocracia dejó de lado"

El presidente encabezó un acto en la planta de AySA en Bernal. "¿Cuántas veces vamos a hacernos los distraídos?", se preguntó, y pidió a los argentinos "no bajar los brazos" frente a la pandemia.


El presidente Alberto Fernández encabezó hoy la bajada de una tunelera de Agua y Saneamientos Argentinos (AySA) del Sistema Agua Sur en Bernal, donde habló de "la injusticia" social que existe en el país y remarcó la necesidad de ayudar a los argentinos "que luchan en condiciones muy adversas y que les hicieron creer que no tenían oportunidades".

"Cuando con Néstor quitamos la concesión y Aysa surgió, en esos días el problema era que el agua era un negocio y llegaba a los que podían pagarla. Nuestra preocupación era que el agua y las cloacas la necesitaban todos los argentinos, no solo los que podían pagar el servicio", recordó Alberto.



"Nosotros siempre decimos que la pandemia es una gran oportunidad. Piensen un instante: cuando apareció la pandemia y tuvimos que decir qué era esencial para que la Argentina siguiera viviendo, fueron esenciales los enfermeros y las enfermeras, los médicos y las médicas, los trabajadores de servicios públicos como Aysa, los hombres y mujeres de las fuerzas de seguridad, los que producían y transportaban alimentos, los que producían y transportaban medicamentos", enumeró, y agregó: "No es que nosotros nos pusimos a discriminar, nos pusimos a pensar qué necesitábamos para seguir adelante y lo esencial quedó a la vista".

Además, dejó un mensaje sobre la situación de los barrios vulnerables en el contexto de la pandemia, que se convirtieron en los principales focos de la enfermedad. Todos los que estamos gobernando somos un habitante más de Villa Azul, del barrio Padre Mujica, de la villa 1-11-14 y de cada barrio popular que hay en la Argentina. Allí es donde hay una necesidad y donde hay derechos para reponer", manifestó.

Al hablar de la obra de Aysa, lamentó que se haya "demorado tanto para entender que hay dos millones y medio de bonaerenses que están necesitando estas obras, tan solo para abrir una canilla donde sale agua". "Fíjense de lo que estamos hablando y estamos en el siglo veintiuno", remarcó.

En ese sentido, aseguró que "la pandemia nos da ha dado una gran oportunidad para poner las cosas en su lugar" y se refirió a "la injusticia que tenemos en nuestra sociedad". "Lo que tenemos es la oportunidad de cambiar esto, para que la Justicia impere entre nosotros. Justicia es tener acceso a la educación, la salud y el agua", manifestó.

"Ahí están los millones de argentinos que sufren y no podemos hacernos los desentendidos. "¿cuántas veces vamos a hacernos los distraídos? Basta. Ha llegado la hora de ocuparnos de esa gente, que son nuestros compatriotas que luchan en condiciones muy adversas, a los que el sentido de la meritocracia los dejó de lado. Que les hicieron creer que no tenían oportunidades", planteó, en una crítica velada al macrismo.

Por eso, destacó la necesidad de "darles la oportunidad a cada uno de esos argentinos". "Van a ver qué distinto va a ser el país cuando todo sea más justo. Ese país empezamos a construirlo", sostuvo, y cerrró: "No es cuestión de mérito. Lo que necesitan los argentinos es la oportunidad de educarse, de trabajar y de crecer. Esa es la Argentina es la que estamos construyendo hoy. Estén felices. Estamos haciendo esa Argentina". 

En el acto estuvieron presentes la presidenta de Aysa, Malena Galmarini; el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y el titular del bloque del Frente de Todos en la Cámara baja, Máximo Kirchner; el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro; y la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza.

Al referirse a ellos, e incluyendo también a "los intendentes", Fernández los mencionó como "una nueva generación de dirigentes que llega a los cargos publicos pensando en una Argentina distinta, sin las injusticia del presente", y dijo que eso le da "una enorme tranquilidad".

La tunelera, bautizada "Eva" en honor a Eva Perón, irá construyendo el túnel, que se realiza mediante la construcción de seis dovelas (arcos) de hormigón armado, que conforman un anillo. Según informó Aysa, "Eva" tiene un escudo frontal de 4,66 metros de diámetro y una longitud de 9 metros, mientras que la longitud total de la tunelera tiene 165 metros.

Diarios Argentinos móvil