Garavano se metió en la polémica y cruzó al titular de la Suprema Corte

Al igual que la gobernadora María Eugenia Vidal, el ministro de Justicia cuestionó los dichos de Eduardo de Lazzari, quien afirmó públicamente que existen "causas armadas" en la Justicia bonaerense.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, consideró "temerarios" los dichos del presidente de la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Eduardo de Lazzari, quien días atrás afirmó que existen "causas armadas" en la Justicia bonarense.

El funcionario nacional se sumó a contrapunto que mantuvo el titular de la Corte con la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, quien también manifestó que el juez De Lazzari debe hacer las presentaciones ante la Justicia.

De Lazzari se había referido a "causas armadas artificialmente, abusos de testigos de identidad reservada, arrepentidos" y a "factores de presión que inducen fomentados y fogoneado por ciertos medios a dictar condenas mediáticas". Sus dichos se viralizaron porque fueron compartidos por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Sobre las expresiones del magistrado, Garavano dijo hoy en una entrevista con radio La Red que "es una afirmación al menos temeraria de parte del presidente de la Corte, además dijo que eso (lo que denuncia) se estaba replicando en la provincia, con lo cual sería bueno que el presidente explique los alcances de los casos".

Ante la pregunta de si cree que el presidente de la Corte provincial hace "kirchnerismo", Garavano respondió: "No lo sé. Creo que proviene del peronismo, pero él tiene otra responsabilidad. Lo conozco hace mucho tiempo y hemos trabajado en proyectos juntos, pero sus manifestaciones fueron inadecuadas y desilusionantes".

Por otra parte, el ministro negó haber intentado recusar al juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, al frente de una causa que el propio ministro impulsó contra el juez Carlos Rozanski.

Y explicó: "Yo me presenté el 20 de mayo a hacer una denuncia en la fiscalía general de Dolores y pedí que no intervenga el juez Ramos Padilla porque ya antes lo había denunciado y es lo que fija el Código Procesal Penal. Ahora tiene que resolver la Cámara. Creo que no debería participar, porque si alguien antes denunció al juez es razonable que no participe. Es de sentido común. Ramos Padilla no debería haber intervenido".

Diarios Argentinos móvil