Guzmán se refirió a qué puede pasar con el dólar tras las elecciones

El ministro de Economía, además, destacó que la Argentina está "en un proceso gradual y persistente de desinflación".

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró este jueves que la Argentina está "en un proceso gradual y persistente de desinflación" y remarcó que la situación del país es "robusta" para evitar movimientos bruscos con el dólar.

"Por estacionalidad puede haber un vaivén entre un mes y otro, pero hoy la Argentina está establecida en un proceso gradual y persistente de desinflación", subrayó Guzmán, quien se mostró esperanzado de que desde el próximo mes "la tasa interanual vaya descendiendo".

El funcionario también se refirió a la evolución del poder adquisitivo, al destacar que hubiese preferido que "se recuperaran mucho más rápido en su capacidad de compra, pero hubo una pandemia". Y aclaró: "Cuando iniciamos el gobierno veníamos de 4 años de 20 puntos porcentuales de caída del salario real. Antes de la pandemia se habían recuperado 6 puntos porcentuales".

Por otra parte, sostuvo que "una cosa es reducir el déficit fiscal y otra cosa es hacer un ajuste del gasto público".

"Lo que hizo Juntos por el Cambio fue querer reducir el déficit fiscal ajustando el gasto público. ¿Qué significó eso? Menos inversión en salud, en educación, en ciencia y mucho menos en infraestructura y vivienda", afirmó.

Finalmente, Guzmán habló sobre el tipo de cambio y los movimientos en el precio del dólar, que en los últimos días, previo a las elecciones tuvo algunas oscilaciones significativas: "No se está planteando ningún cambio de rumbo, porque el rumbo que tomamos está funcionando", afirmó el jefe del Palacio de Hacienda, y destacó que "las condiciones hoy son robustas para mantener la política cambiaria que hemos planeado".

Explicó que "el tipo de cambio oficial lo hemos planteado con un sendero depreciatorio en el año de alrededor de 24%, que se viene cumpliendo", y aseguró que el objetivo es "llegar a diciembre con esa pauta".

"Hoy la Argentina tiene una brecha cambiaria porque hay controles de capitales que adoptó el gobierno anterior, en el contexto de un descalabro macroeconómico", consideró el funcionario.

Sostuvo: "Hoy enfrentamos una situación de mayor robustez en el frente externo" y añadió que "el año pasado las brechas llegaron a ser 130 y 150%, y ahora se redujeron entre 60 y 70 puntos porcentuales".

"La economía está yendo en la dirección correcta. El déficit fiscal se ha ido achicando, la economía se ha recuperado y se han generado más divisas. Ese ordenamiento nos da una situación diferente a la del año pasado. Hoy esta situación está robusta", destacó. 

Añadió que "la realidad es que la economía argentina se ha recuperado de una forma sólida y que han construido condiciones de mayor estabilidad macroeconómica y cambiaria".

"Hoy estamos en un lugar que nos permite seguir creciendo sin que haya ninguna disrupción", completó.


Diarios Argentinos