Guzmán y una reunión clave con la titular del FMI: ¿avanza la renegociación?

El ministro de Economía mantuvo un encuentro con Kristalina Gueorguieva en Italia. Según comentaron, coincidieron en las medidas del nuevo gobierno argentino y avanzaron en el tema de la deuda.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, negocia a contrarreloj para intentar un plan de reestructuración de la deuda y, para eso, el Fondo Monetario Internacional (FMI), claramente, es un interlocutor clave. Por eso, este martes viajó hasta Italia para reunirse con la titular del organismo, la búlgara Kristalina Georgieva.

Según comentaron luego ambos actores, el encuentro fue "muy constructivo" y aseguraron que durante el diálogo intercambiaron "opiniones sobre el programa económico en marcha y las políticas en curso para resolver la crisis de la deuda soberana en forma sostenible”.




La cumbre tuvo lugar en la embajada argentina en Roma. Por el lado del gobierno argentino participó también el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz. Por el lado del Fondo, estuvieron el jefe de Gabinete de Georgieva, Alfred Kammer, y el representante del Cono Sur ante el board del FMI, Sergio Chodos.

"Durante la charla con Georgieva compartimos el diagnóstico sobre la apremiante situación socioeconómica que enfrenta nuestro país y coincidimos en que las medidas adoptadas por nuestro gobierno deben continuar persiguiendo los objetivos de tranquilizar la economía y proteger a quienes se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad, como punto de partida para un desarrollo sostenible", afirmó el ministro Guzmán al finalizar el encuentro. 

En ese sentido, el funcionario señaló que se trató de dejar en claro la distinción entre "medidas para lidiar con la situación actual de emergencia económica y aquellas para solucionar problemas estructurales de la economía". "También discutimos las políticas en curso para resolver la crisis de deuda soberana de forma sostenible", manifestó.



"Fue una oportunidad para continuar con nuestro diálogo en curso sobre el programa económico de la Argentina y la colaboración con el FMI; intercambiamos opiniones sobre las medidas adoptadas por las autoridades hasta el momento y sus políticas económicas", dijo Georgieva, por su parte, en un comunicado.

"Como dije en previas ocasiones, somos conscientes de la difícil situación socioeconómica que enfrenta la Argentina y su población, y compartimos plenamente el objetivo del presidente (Alberto) Fernández de estabilizar la economía, proteger a los más vulnerables de la sociedad y garantizar un crecimiento más sostenible e inclusivo", agregó, con palabras que parecen propias del gobierno de Fernández. 

Así, ambas partes mostraron buena sintonía y dejaron en claro la intención de resolver por cursos normales la situación de la deuda argentina. Llamesé, sin caer en default. Con el cambio de autoridades (Georgieva reemplazó a Lagarde), el Fondo hizo una especie de "mea culpa" y sabe que el país no está en condiciones de enfrentar los vencimientos de una deuda que supera los de USD 57.000 millones con el organismo.

Por lo pronto, la semana próxima el equipo técnico del FMI llegará a Buenos Aires. "Podremos aprender más sobre la estrategia de las autoridades para abordar la situación de la deuda de Argentina", manifestó Georgieva sobre el tema. "Mi personal y yo estamos dispuestos a continuar apoyando a las autoridades, nuestro objetivo común es ver que la Argentina se recupere y que el crecimiento y el empleo regresen para el beneficio de todos los argentinos", reafirmó.

Sin embargo, quienes conocen el mundo del Fondo consideran que si bien la apuesta al diálogo es sincera, sí existen dudas sobre el plan económico de Fernández. Mientras el gobierno apuesta a políticas expansivas y a "calentar" la economía, es sabido que el organismo siempre abogó por una fuerte reducción del gasto público y "ordenar las cuentas" como primer objetivo. 

¿Exigirá el FMI un plan económico más duro como condición para una reestructuración de la deuda? ¿Qué pasaría en ese caso? Por ahora todo es diálogo y búsqueda de consensos. 


Diarios Argentinos móvil