Investigan a 25 policías por dispararles a jóvenes durante una fiesta

La dueña de la vivienda donde se realizó el encuentro denunció el accionar de los efectivos y afirmó que no quisieron llamar a una ambulancia para que los asista.

La Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires investiga a 25 policías bonaerenses denunciados de herir a 11 jóvenes con balas de goma en una fiesta que se llevó adelante el fin de semana en una vivienda de Escobar.

La causa la inició Paula Palacios, quien es dueña de la casa donde se realizó el encuentro y madre de uno de los jóvenes involucrados. Según constata la denuncia que lleva adelante el fiscal Martín Zocca, de la UFI 1 de Delitos Complejos de Zárate- Campana, los efectivos ingresaron disparando a la vivienda e hirieron de gravedad a al menos 11 jóvenes. Uno de los jóvenes recibió ocho disparos en la zona de la nuca y otro quedó con la visión de un ojo comprometida. 

No obstante indicaron que aún no hay ningún policía imputado. “Se metieron adentro de mi casa, pusieron a los chicos en posición fetal, les dieron patadas en la cabeza y les apuntaron en la cabeza. Le dije a una mujer policía que por favor los llevara al hospital porque se estaban muriendo”, explicó Paula en declaraciones televisivas. 

Además, la dueña de la vivienda denunció que tras ver a los chicos heridos “le dije a una mujer policía que los llevara al hospital porque se estaban muriendo y me dijo que no se iba a hacer cargo” y agregó: “Es un desastre lo que pasó acá y no vino ninguna ambulancia para llevar a los chicos y hasta hoy nadie se hizo presente”. 

En tanto la versión policial sostiene que el episodio sucedió el domingo a las 6 de la mañana, cuando vecinos de las calles Los Aromos y Diamantes, en el barrio Loma Verde, de la localidad bonaerense de Matheu, en el partido de Escobar, alertaron a los efectivos de seguridad sobre una pelea de dos jóvenes frente a una vivienda donde se desarrollaba una fiesta.

Ante esta situación, los policías habrían intentado separar a los chicos, pero desde la casa los habrían agredido tirándoles piedras y otros objetos contundentes, por lo que los agentes dispararon con escopetas con postas antitumulto. 



Diarios Argentinos