La deuda, las deudas desde el arte correo

Artistas Nacionales e Internacionales interpelan las significas de “La Deuda”, haciendo visible la multiplicidad de “Las Deudas”, sus causas y consecuencias, con arte vanguardista.

Imagen de portada: Suarez R. (Fotógrafo). (25/08/22)  #ConvocatoriaDeuda. Muestra Inauguración. Extraída de FGB


El 25 de agosto se realizó la muestra inaugural de la Convocatoria Internacional de Arte Correo - bajo el lema #ConvocatoriaDeuda  -organizada por Hilda Paz, Viviana Sasso, Andres Garavelli, Nestor Santacroce,  Comisión Permanente de Homenaje a las Madres de Plaza de Mayo de Quilmes, el Centro Cultural El Galpón y la Federación Gráfica Bonaerense- en la sede de esta última- contando con la participación de un centenar de artistas nacionales e internacionales.

Las obras participantes  interpelan  las diversas aristas  del significado de “La Deuda”, haciendo visible la multiplicidad de “Las Deudas”, sus causas y consecuencias, con arte vanguardista.

La Convocatoria Internacional de Arte Correo, plantea el intercambio de propuestas de obras en diversos formatos (cualquier procedimiento gráfico en blanco y negro dibujos, ilustraciones, fotografías, textos, grabados, o técnicas combinadas) que fueron recepcionadas digitalmente- mediante  el correo electrónico de convocatoriadeuda@gmail.com como una red que enlaza artistas sin fronteras, que multiplica el debate sobre arte y política y que motiva la experimentación de diversos lenguajes artísticos.

En la muestra se despliegan nuevas urdimbres poéticas entretejidas con la impronta participativa del intercambio que entrama latitudes desde las diferentes realidades socioculturales, haciendo foco en “LA DEUDA”

El convite disparador de la #ConvocatoriaDeuda“Preguntémoslo de una vez: ¿en qué medida puede ser el sufrimiento la satisfacción de una deuda? En la medida en que el perjudicado, a cambio del perjuicio y del displacer por él causado, obtiene un extraordinario contra-disfrute: el de hacer sufrir, una auténtica fiesta, algo que (...) tenía una cotización más alta cuanto mayor fuese su contraposición con el rango y la posición social del acreedor” , Friedrich Nietzsche, en Genealogía de la Moral (1887), Segundo Tratado,  perfila la muestra con su particular impronta.

El tema convocante en sus variadas interpretaciones y concepciones, es presentado con una breve introducción: “Una deuda implica un compromiso asumido entre dos partes: una que otorga y otra que recibe en carácter de préstamo. De esta forma, quien contrae una deuda pone siempre algo en garantía, incluso su propia vida (o la de quienes pretende representar). Los acreedores saben que las mejores deudas son las impagables. Sus intereses se acumulan y los (neo)colonialismos vuelven a vestirse de derecho natural. Existen también las 'otras' deudas. Las invisibilizadas, las deudas con la historia, las deudas con la Memoria colectiva. Las deudas con la tierra, con la vida y con la justicia hacia quienes no buscan extractivismos ni compensaciones, sino su insobornable emancipación” 

Los intercambios con Néstor Santacroce,  suman para contextualizar la iniciativa: “(...) Pensar desde la coyuntura, en diálogo con los sucesos políticos que nos atraviesan, sin obviar su densidad histórica, y las posibilidades de ampliar y diversificar sentidos desde las operatorias artísticas, abrir el juego polisémico considerando, en este caso, la palabra DEUDA como una recurrencia, incluso un lugar común que puede ser cuestionado y exhortado desde múltiples perspectivas. Al hablar con Cristina Cabib de la Comisión permanente de Homenaje a las Madres de Plaza de Mayo de Quilmes, nos señaló la importancia de abrir esta palabra tan pesada en sus distintas facetas e implicancias; esto nos permitió guiar el abordaje poético-político de DEUDA. Nos duele el saqueo, la intromisión del FMI, nos pone la palabra enfrente, pero también aparecen las otras deudas, las incontables y acumuladas en la experiencia histórica, en el corazón de los pueblos... y nos brinda un hilo común para aunar sensibilidades y formas de vida distintas, geografías y experiencias culturales diversas. La precariedad, el límite del blanco-gris-negro, la impresión común A4, la poética del archivo, un planteo despojado forma parte de la materialidad propuesta, y desde allí emerge (paradoja tal vez) la riqueza de lo múltiple, de profundizar y ampliar el sentido disparador general; también las omisiones colaboran en esto. Integrar todas las producciones en un encuadre blanco que solo aporta el nombre del/la artista debajo (omitiendo títulos, país, técnica) configura esta planicie, un desierto colmado de sentidos (...)”

Las perlitas emergentes circuladas tras bastidores, tales como el “Dólar Spam” y el  “Dollar Blood” entre otras,  condimentan la convocatoria.

La organización da cuenta del paradójico surgimiento del “Dólar Spam”,  a raíz de dos propuestas millonarias recibidas al correo electrónico originariamente creado para el envío de las obras, halladas en la búsqueda por la bandeja de Spam.

La primera propuesta millonaria, remitida por un supuesto consultor financiero de Londres que en representación de un oligarca ruso manifiesta la “urgente” y “seria” intención de encontrar un socio para recibir e invertir 250 millones de dólares en uno de los UK Bank, del que el gobierno no tiene conocimiento (...)

La segunda propuesta millonaria, recibida por parte de una supuesta abogada de un difunto millonario, sin parientes registrados  al que le confiscarian la cuenta y dinero, a  menos que se presente alguno de sus parientes (… ) Me puse en contacto contigo porque puedes manejar perfectamente esta transacción y encajar como su pariente más  cercano, podemos trabajar juntos para reclamar este dinero y compartirlo 50/50. Por  favor, póngase en contacto conmigo, adjuntando los datos que se indican a  continuación para más detalles… Suya, sinceramente (...)

Otro de los organizadores, Garavelli A. - autor de la “Pérgola de las Sombras”,  obra en homenaje a los detenidos desaparecidos del Politécnico de Berazategui,  que recibió el premio del público en el concurso organizado por la Comisión de Homenaje a las Madres en 2006,  con una sensibilidad mayúscula en sinergia con sus pares,  da cuenta del surgimiento del “Dólar Sangre”.


Garavelli, A. y Santacroce N. (2022) "Dólar Sangre/Dollar Blood”


Garavelli cuenta que la idea de los “dollar blood”, surge en sincronía con su par Santacroce (...)  para hacer el paralelismo con el dólar blue, aunque este es el dólar blood (dólar sangre) que se paga con sangre, con la sangre del pueblo, la deuda contraída que no se ve en la realidad hechos concretos que producidos por ese dinero , en definitiva termina pagándose con la sangre del pueblo. Uno no puede tener números exactos de lo que produce la deuda y todas las consecuencias que trae la deuda, aunque sí podemos decir que hay mucha gente que la pasa mal (...)

Por último Hilda Paz - artista plástica y docente argentina,  considerada una de las pioneras en la gráfica experimental-  da cuenta también al respecto: (...)  Una deuda presupone un compromiso asumido entre dos partes: una que otorga y otra que recibe en calidad de préstamo. Puede ser una obligación contraída entre personas jurídicas o físicas, tratarse de una deuda pública o privada. Aunque también implica un concepto moral, asociada al bien y al mal obrar. Asimismo, una deuda implica una oferta de la parte deudora, algo que (aún) posee y pone garantía en caso de no poder satisfacer la demanda de la parte acreedora. Aunque no disponga de más que su cuerpo, su libertad o su vida. De manera directa o indirecta, quien contrae una deuda pone en juego su vida y la de su estirpe (o la de quienes pretende representar). El acreedor podrá eventualmente infligir en el cuerpo individual o social las mutilaciones y sufrimientos que considere pertinentes en términos de proporcionalidad con una deuda impaga, impagable, asumida o identificable con la parte afectada (no es necesario que esta parte reconozca o se haya beneficiado de la deuda que se le endilga). Podemos hablar también de las otras deudas que nos atraviesan colectivamente, más allá de su uso como herramienta del poder. Deudas obligadas, deudas invisibilizadas, deudas negadas, deudas históricas, deudas con las memorias colectivas. Podríamos definirlas como las contra-deudas, es decir los abusos y ultrajes contra quienes nunca han solicitado más que lo propio, y que no buscan compensaciones ni derecho al ultraje, sino su insobornable emancipación (...)”.

En tiempos atravesados por turbulencias sociopolíticas, por virulentas violencias y fragilidad institucional, deviene pertinente  la experimentación  desde los diversos lenguajes artísticos para propiciar la producción y replanteo de nuevos paradigmas en torno a “LA DEUDA/LAS DEUDAS”, tal como proponen desde la organización de  #ConvocatoriaDeuda.

La muestra da cuenta de un centenar de expresiones artísticas nacionales e internacionales, es itinerante- ya empezó a circular en las instituciones, con pedidos de Arte Correo, a la Carta  (convocatoriadeuda@gmail.com), próximamente se llevará a cabo en el Centro Cultural El Galpón, en Quilmes Oeste.

La experiencia continúa.

Sobre la autora:  Maria Paola Casariego es abogada y mediadora con perspectiva de género, operadora en psicología social y docente. Miembra de EsTila.ar (Espacio de Transformación Inclusiva con Perspectiva de Género) para una sociedad más igualitaria.      @dracasariego@mariapaolacasariego

Diarios Argentinos