La increíble frase de Bolsonaro sobre las muertes por coronavirus

"Lo lamento, pero ¿qué quieren que haga?", dijo ante las preguntas de los periodistas. El presidente brasileño minimizó el tema y hasta bromeó con su segundo nombre, "Messias". Las cifras y la crisis política que vive.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió a despertar la polémica en torno al coronavirus, luego de que este lunes el país registrara un récord de muertes —474 fallecidos y 5.017 casos positivos en solo 24 horas—, por una inesperada frase cuando periodistas locales le consultaron sobre el tema. 

"Lo lamento, pero ¿qué quieren que haga?", respondió el mandatario carioca ante las preguntas de la prensa . "¿Y entonces?", retrucó ante la insistencia de los periodistas que le marcaron las elevadas cifras que padece el país por Covid-19, y se mostró irónico al decir que aunque su segundo nombre es "Messias", no es capaz de "hacer milagros". 

Luego, Bolsonaro sí lamentó la situación sanitaria del país y expresó su "solidaridad a las familias que perdieron seres queridos", pero manifestó que "así es la vida". "Mañana seré yo. Lógicamente, uno quiere tener una muerte digna y dejar una buena historia", agregó. 

Además, evaluó que las 474 muertes comprobadas este martes pudieran corresponder a "personas que fueron infectadas hace dos semanas" y sostuvo "el virus va a afectar al 70 % de la población", lo que marcó como "infelizmente una realidad".

El jefe de Estado brasileño fue uno de los primeros mandatarios en subestimar la pandemia del coronavirus. Llegó a definirla como una "gripecita" y hasta llegó a sostener que el brasileño no se iba a infectar porque puede "bucear" en alcantarillas y "nunca le pasa nada". Pero, lo más llamativo, es que a pesar de la cantidad de casos y muertes que suma el país nunca se corrió en lo más mínimo de esa postura. 


Las cifras de Brasil

Hasta el momento, Brasil registró 73,166 casos positivos de Covid 19 y 5083 muertes. Las personas recuperadas son 32.544, pero lo que más preocupa en el país vecino (por lo menos a muchos gobernadores y ciudadanos) son las 474 víctimas que se registraron este lunes en solo 24 horas, cuando los especialistas aseguran que todavía no se llegó al pico de la pandemia. 

Brasil tiene la cifra más alta de muertos por Covid-19 en América Latina y ya superó a China, según las cuestionadas cifras oificales de ese país, donde hubo 4647 fallecimientos.


Coronavirus y crisis política

La dura postura de Bolsonaro frente a la pandemia provocó una fuerte crisis política interna, con una pelea pública con quien era hasta la semana pasada su ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta. "60 días teniendo que medir palabras. Hablas hoy, la persona entiende, dice que está de acuerdo, luego cambia de opinión y dice todo de manera diferente. Vas, hablas, parece que todo está arreglado, y luego el tipo cambia su opinión. nuevo. Suficiente, ¿verdad? Hemos ayudado mucho", reveló sobre los roces con el presidente en una entrevista. 

Su posición también le generó fuertes internas con muchos de los gobernadores de los Estados, quienes, en contra de lo decidido por el presidente, impusieron medidas de aislamiento en sus distritos. El punto máximo de tensión se vivió el 19 de abril, cuando el mandatario participó de una movilización en Brasilia en plena pandemia, donde hasta subió a una camioneta rodeada de sus seguidores y volvió a cargar contra "la vieja política".

La crisis política tuvo un nuevo capítulo la semana pasada con la renuncia de su ministro de Justicia, el famoso juez del Lava Jato Sergio Moro, quien se fue del Gobierno con una denuncia contra Bolsonaro por el desplazamiento del jefe de la Policía Federal Mauricio Valeixo y su supuesta intención de "tener acceso a las investigaciones". 


El lápiz verde