La respuesta es la ayuda social

Mientras la pandemia azota, los factores de poder le juegan en contra y la oposición hace gala de su irresponsabilidad, el Gobierno contrarrestó siendo fiel a sus principios: la asistencia a los más vulnerables.

"Siempre nos preocupamos por cómo atender la situación de los que peor están. Primeros, los últimos", remarcó el viernes Alberto Fernández en la conferencia donde anunció una importante batería de medidas económicas y sociales. En medio de semanas turbulentas, donde los factores de poder le juegan en contra y la oposición hace gala de su irresponsabilidad, el Gobierno responde siendo fiel a sus principios: la ayuda a los más vulnerables.

La última semana no venía siendo para nada fácil para el Frente de Todos. La resolución del máximo tribunal que avaló el pedido de autonomía de la Ciudad de Buenos Aires en la disputa por las clases presenciales evidenció una vez más que los núcleos de poder juegan con intereses adversos a los suyos, aún en este contexto pandémico. Y casi al unísono de la sentencia de los supremos se manifestó Mauricio Macri desde Miami, donde volvió a equiparar al populismo con el virus y sostuvo, ante la mirada de referentes de derecha de otras partes del mundo y de dudoso prontuario, que la democracia en nuestro país "está bajo amenaza". Ahí parece haber sintonía fina.

Por estas latitudes, Patricia Bullrich sigue jugando el mismo juego que su jefe político. Esta semana reclamó nuevamente por las "libertades" de los argentinos y le pidió al presidente que "no pelee" y que "se dedique a gobernar". La misma dirigente que semana atrás participó de un cacerolazo frente a la Quinta de Olivos y que convocó a numerosas marchas en medio de la ola de contagios. Increíble.

Ante este clima adverso que lo viene acompañando desde el comienzo de su gestión, el Gobierno nacional contrarrestó con dos acciones: una más en el plano simbólico, que tuvo injerencia en la escena política y otra práctica, que busca aliviar el golpeado bolsillo de los argentinos. 



La primera tiene que ver con la foto de unidad que mostró el oficialismo un día después del fallo de la Corte. Tal como señaló en EPD Diego Britja, el gesto de los referentes del Frente de Todos reflejó la lectura errada y malintencionada de la oposición, que desde el 10 de diciembre de 20219 pronostica la ruptura de la coalición gobernante. Los pesos pesados del Gobierno compartieron en el escenario en Ensenada y dejaron en claro el rumbo de su gestión, más allá de algunas diferencias coyunturales, la actual conducción es consciente que el enemigo no está adentro.

La segunda tiene que ver con los anuncios realizados por el presidente: la ampliación de la tarjeta Alimentar, suma de mercados ambulantes y nuevos acuerdos para vender carne a precios populares. Era perentorio acciones de este tipo para paliar los efectos de la pandemia.

"El Estado está haciendo un esfuerzo, cuéntenme el resto qué esfuerzo van a hacer para sacar a la Argentina de la pobreza", fue otro de los mensajes del primer mandatario que hizo el pasado viernes. Esa es una clave para emprender la reconstrucción: el aporte de lo que más tienen. Algo que más allá de algunas conquistas del Gobierno, como el Impuesto a las Grandes Fortunas, suena a utopía.

  

Diarios Argentinos