Las cooperativas de los países BRICS se unen e incluyen a la Argentina

Las uniones cooperativas de los cinco países BRICS han tomado la decisión de crear una organización común. Además, Argentina ya ha expresado su deseo de unirse a la unión internacional. Las partes acordaron su disposición a firmar un memorando a principios de 2022. “Izvestia” descubrió los beneficios que promete la nueva estructura para el movimiento cooperativo.

Por Dmitrii Alexéiev (“Izvestia”)

Traducción y adaptación Hernando Kleimans


Los cooperadores BRICS+ quieren proyectos conjuntos

En el Foro Internacional de Cooperación del Consumidor, que finalizó en Tula, las uniones cooperativas de los países BRICS acordaron crear una organización única. Esto se informó a “Izvestia” en Tsentrosoiuz (el organismo coordinador de la cooperación en Rusia, HK).

“Por iniciativa del presidente de la Organización de Cooperativas Brasileñas, Sr. Onofre Filho, la creación de una asociación BRICS en cooperación se discutió en un formato en línea”, informaron en Tsentrosoiuz. Los líderes de las asociaciones cooperativas de Brasil, India, China, Sudáfrica y Rusia en sus discursos en el foro apoyaron unánimemente la creación de BRICS COOP. Los participantes de las asociaciones cooperativas de los países miembros del BRICS expresaron su disposición conjunta a firmar un memorando de cooperación.

Las áreas de actividad más importantes de la nueva asociación serán la asistencia para el desarrollo de la cooperación en los países BRICS, el desarrollo de vínculos económicos y otros de beneficio mutuo entre las organizaciones miembros, la asistencia para ampliar los contactos directos con colegas extranjeros en varios niveles y en varias direcciones.

"En una pandemia, necesitamos encontrar tantos puntos de interacción y cooperación como sea posible -afirmó Dmitrii Zúbov, presidente de Tsentrosoiuz de Rusia- Esa unión es muy importante para acelerar el desarrollo y el acercamiento de nuestros países. La promoción y protección de los valores cooperativos a nivel estatal y público, el intercambio de mejores prácticas ante los nuevos desafíos globales de nuestro tiempo, la mejora de la calidad de la legislación y gestión cooperativa, todo esto estará en el centro de [atención] de nuestra nueva asociación”.

Está previsto que los representantes de las asociaciones cooperativas de los países BRICS se reúnan a finales de enero y consideren proyectos que podrían convertirse en conjuntos y de beneficio mutuo. La Argentina podría estar invitada a participar.

“En los círculos empresariales de todos los países BRICS se puede ver el deseo de trabajar juntos para construir y profundizar los contactos comerciales, para buscar nuevos motores de crecimiento económico en beneficio de fortalecer los lazos entre los países del ‘quinteto’, mejorando la calidad de vida y bienestar de los ciudadanos de los estados BRICS” afirmó Viacheslav Tímchenko, presidente del comité de acción parlamentaria del Consejo de la Federación (Senado) de Rusia.

Alexander Kalinin, líder de “Opora Rossiii” (“Pilares de Rusia”), el movimiento de las pymes rusas, agregó que "la pandemia ha causado graves consecuencias económicas y sociales negativas en todo el mundo, pero al mismo tiempo contribuyó al rápido desarrollo de las comunicación virtual". El dirigente pyme agregó que “aparecieron nuevas oportunidades para que nuestras pequeñas y medianas empresas construyan relaciones comerciales con empresas extranjeras”.

El Ministerio de Agricultura ruso, por su parte, enfatizó que en el país la cooperación agrícola es uno de los mecanismos más efectivos para el desarrollo de la pequeña agroindustria y la participación en la facturación de productos agrícolas producidos por granjas privadas.

La cooperación en Rusia es un sistema socialmente orientado al desarrollo económico de territorios, el empleo de la población y la consolidación de la estabilidad en la sociedad. Según los últimos datos de Tsentrosoiuz, las sociedades de consumo y las cooperativas unen a 1,2 millones de accionistas en 71 regiones del país. Las actividades de las cooperativas se concentran principalmente en las zonas rurales. Los cooperadores participan activamente en la formación de infraestructura social, incluso en el sustento de la vida de los habitantes de 89 mil áreas escasamente pobladas del país. Son sus principales áreas de actividad: comercio al por menor y al por mayor, restauración, fabricación, aprovisionamiento y servicios. El volumen total anual de actividades supera los 200 mil millones de rublos (alrededor de 3.000 millones de dólares, HK).


Nuevas oportunidades de ingresos

“Es difícil de sobrestimar el papel de las cooperativas en las zonas rurales: es más fácil organizar las ventas de productos, el suministro, el procesamiento, el uso de maquinaria y equipo y la prestación conjunta de otros servicios. El resurgimiento de la cooperación en la Rusia moderna comenzó en los años 90, y desde entonces, más y más agricultores y hogares rurales han comenzado a unirse en cooperativas'', dice Renata Ianbyj, jefa del departamento de política agraria del Instituto de Investigación Agraria. en la Escuela Superior de Economía.

Según Ianbyj, la cooperación es la mejor manera de involucrar las pequeñas empresas en las cadenas agroalimentarias mundiales. Los sistemas cooperativos nacionales son un actor importante en los mercados de las principales potencias agrícolas. La experta cree que la nueva unión cooperativa BRICS se convertirá en una plataforma para el intercambio de experiencias y una institución importante para el desarrollo del movimiento cooperativo en los países del Grupo. Además, “su voz se tendrá en cuenta cuando se discutan temas de política agroalimentaria y comercio en la OMC, la FAO, la OCDE y otras organizaciones internacionales”, agregó la economista.

Para Rusia, en el marco de la unión cooperativa propuesta, será útil estudiar la legislación de los países BRICS y la Argentina para ajustar el marco regulatorio para la cooperación en Rusia y los países de la UEEA (Unión Económica Euro-Asiática, HK), promover productos cooperativos en los principales mercados mundiales, especialmente en términos de su amplia experiencia en la economía verde, así como intercambiar las mejores prácticas de producción de productos orgánicos y locales.

La ventaja de las uniones cooperativas regionales, nacionales e interestatales también radica en el hecho de que involucran y permiten la formación de cooperativas de tipos completamente nuevos. Por ejemplo bancarios, seguros, médicos, científicos, de facturación y logística o de transporte. Alexander Artemiev, asesor del Grupo “Irvikon” agrega que “así se generará una oportunidad para crear asociaciones y sindicatos cooperativos intersectoriales efectivos no sólo dentro de un país, lo que traerá un indudable efecto sinérgico”.

Diarios Argentinos