Linera: "Cristina fue la primera en saber que ibamos a renunciar"

El vicepresidente derrocado de Bolivia aseguró que contó con un fuerte respaldo de su par argentina y agradeció el apoyo de su gobierno.

“Estábamos tomando la decisión de que íbamos a renunciar y Cristina fue la primera en saberlo. Los militares se habían sublevado. Teníamos a compañeros a los que les estaban incendiando las casas, un compañero ministro estaba desesperado porque amenazaban con quemar a su hijita; era todo un caos la información alrededor. Cristina me dijo: `sepan que vamos a apoyar la decisión que tomen`”, contó Álvaro García Linera en diálogo con Página 12 respecto del apoyo otorgado por la vicepresidenta ante el golpe.

El vicepresidente derrocado por la derecha y los militares aseguró que "Argentina y México son ejemplos de dignidad". "Sin ellos tendríamos un continente regresivo, casi oscurantista", advirtió. 

"Con el presidente Evo, cumplimos el protocolo mundial que se establece para los refugiados. No nos involucramos en las actividades políticas del país que nos ha acogido. Eso lo hemos respetado siempre. No se nos prohíbe hablar, comentar sobre nuestro país, reunirnos. No vamos a generar ningún tipo de problema o infracción a las normas argentinas. Somos respetuosos del asilo de Argentina", aseguró Linera pero denunció la injerencia de EEUU en los asuntos de otros países: "Sin embargo, no me parece raro. Desde el primer día que estuvimos en el gobierno, EE.UU. se entrometió en asuntos políticos de Bolivia. No tenemos ninguna animadversión hacia los norteamericanos: valoramos su cultura, su tecnología, su economía, pero no permitimos que se metieran en los asuntos bolivianos, o que nos dijeran qué teníamos que hacer. Los respetamos en muchas cosas, pero por favor, no se metan".

Sobre los próximos pasos a seguir de cara a los comicios en Bolivia, Linera detalló: "Este domingo se va a realizar una reunión pequeña entre el presidente Evo y los líderes de organizaciones sociales, campesinas y populares. Se van a debatir nombres de candidatos para las futuras elecciones. Estamos pensando en una reunión ya más grande, en quince días o una semana, que tendría que ser en algún lugar cercano a la frontera, por la cantidad de personas que vendrían, cien o 150 personas. De esa forma, se reduce el precio de transporte de los compañeros. Sería una reunión más definitoria donde deberían venir obligatoriamente los dirigentes de todas las organizaciones sociales. El MAS es una confederación de organizaciones sociales, laxa, una gran coalición".

Rouvier