Límite a la re-elección indefinida: ¿cuánto tiempo llevan los intendentes en sus cargos?

La nueva ley habilita a un máximo de dos mandatos consecutivos para todos los cargos electivos de la provincia de Buenos Aires. ¿Siguen vigentes los barones del conurbano?

El Senado bonaerense convirtió en ley el jueves pasado un proyecto que frena la reelección indefinida de los intendentes, legisladores, concejales y consejeros escolares en la Provincia de Buenos Aires. La iniciativa, impulsada por el massismo y acompañada por el oficialismo, fue sancionada con los votos de las bancadas Cambiemos, Frente Renovador y Bloque Peronista, y el rechazo del Frente para la Victoria.

A partir de la nueva normativa, los cargos electivos en la Provincia se pueden extender hasta dos mandatos, considerando el período 2015-2019 como el primero de quienes están actualmente al frente de gobiernos locales u ostentan bancas legislativas (es decir, se habilita una sola re-elección). Para volver a postularse, deberá haber un intervalo de un mandato.

La medida de la legislatura bonaerense apunta principalmente a restringir la permanencia en el cargo de los jefes comunales que acumulan años y poder en sus distritos. Caracterizados popularmente como señores feudales que controlan unilateralmente sus territorios, “los barones del conurbano” se consolidaron a fines de los ´90 y principios de los 2000 como actores de peso de la política provincial y nacional. Ahora bien, ¿siguen siendo estos “barones” la figura dominante del escenario bonaerense?

Si se contempla la continuidad en el cargo de los actuales intendentes de la primera y tercera sección electoral del conurbano, se advierte que los caciques con largos años en el poder son antes una excepción que una regla. Julio Pereyra (24 años), Alberto Descalzo (21 años), Alejandro Granados (19 años) y Gustavo Posse (17 años) son los únicos que se inscriben en esta categoría. En el resto de los municipios, las preferencias electorales han forzado una renovación de los liderazgos locales.

Los alcaldes de Florencio Varela e Ituzaingó, con mandatos vigentes, se perfilan para superar a intendentes cuyo baronazgo ha durado 24 años (Enrique “el japonés” García, Manuel Quindimil, Hugo Curto y Othacehé). Por lo demás, resulta interesante apreciar que los caciques con extendida permanencia en el poder, generalmente asociados al PJ, son en rigor un producto común de las diferentes fuerzas partidarias. El ex intendente de Vicente López, “el japonés” García, con 24 años en el cargo, fue un dirigente radical. Ricardo Ubieto, el predecesor de Sergio Massa, estuvo al frente de Tigre durante 17 años con un partido vecinalista. Mismo tiempo lleva en el municipio de San Isidro Gustavo Posse, radical e integrante de Cambiemos. Su filiación con el distrito es muy profunda: “heredó” la conducción de su padre, Melchor Posse, que fue jefe comunal durante cuatro mandatos.


La Matanza