Los mejores momentos del debate: del "catador de falacias" a "hubiesemos pedido más crédito"

Los candidatos a diputados por la Ciudad de Buenos Aires participaron de un debate televisivo del que no faltaron los cruces, las chicanas y las acusaciones.

Los candidatos a diputados por la Ciudad de Buenos Aires Leandro Santoro, María Eugenia Vidal, Myriam Bregman y Javier Milei participaron de un debate televisivo en la previa a las elecciones generales legislativas que se llevarán a cabo el próximo domingo 14 de noviembre. 




Moderado por los periodistas Edgardo Alfano y Marcelo Bonelli, el intercambio entre los postulantes se realizó en los estudios de TN y no faltaron las chicanas, las acusaciones, los cruces y las interrupciones, características propias de la lógica televisiva.

La pregunta de Santoro a Vidal por la deuda

El candidato del Frente de Todos le planteó a María Eugenia Vidal la situación que atraviesa el país con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda que contrajo durante el Gobierno de Cambiemos: “En septiembre de 2021 teníamos que pagar 3.800 millones de dólares; en diciembre, 3.800 más. El año que viene tendríamos que pagarle al Fondo 17.800 millones de dólares y en 2023, 18.900 millones de dólares. Lo que serían 44.300 millones de dólares. ¿Cómo se imaginaban que se pagaba esto?”, preguntó.

El exgobernadora bonaerense respondió: “Para quien no tiene crédito, nunca hay deuda posible de pagar. Si nosotros hubiéramos ganado la elección, el mundo nos hubiera dado crédito y mejores plazos”, consideró la dirigente del PRO, y opinó: “Hoy, el desafío es con la falta de confianza que generó tu Gobierno con todos los errores que cometieron, como la inflación a la que nos están llevando, la falta de acuerdo con el Fondo durante dos años y sin perspectiva de si va a suceder o cómo va a ser ese acuerdo. Porque no hay plan, no hay rumbo”.

Santoro, no convencido con lo expuesto por su contrincante electoral, disparó: “Se fugaron un FMI y mientras tanto, este Gobierno renegoció con los acreedores privados y le ahorró a la Argentina 37.700 millones de dólares y estamos haciendo un esfuerzo enorme por renegociar una deuda que no contrajimos”. De todas formas, le aclaró: “Sé que directamente no es tu culpa”, y le pidió: “Nos tenés que ayudar a resolverlo, María Eugenia, porque este problema de la deuda externa no sólo va a afectar al Gobierno de Alberto, sino a los próximos”, advirtió.

Vidal confesó que si hubiesen pedido más créditos si ganaban las elecciones

Ante los cuestionamientos de Santoro por las políticas de endeudamiento ejecutadas durante el macrismo y que hoy el actual Gobierno se encuentra renegociando, Vidal, sin titubeos, reveló que hubiese hecho su espacio si lograba la reelección en 2019, pagar la deuda con más deuda: “Para quien no tiene crédito, nunca hay deuda posible de pagar. Si nosotros hubiéramos ganado la elección, el mundo nos hubiera dado crédito y mejores plazos”, consideró la cabeza de la  lista de Juntos por el Cambio en territorio porteño".

El cruce de Bregman a Milei

Si bien las reglas del debate fueron pautadas por los candidatos con seis minutos de exposición libre y 15 segundos finales. En un momento, el periodista y conductor Marcelo Bonelli dijo: “Los últimos 15 segundos son de Bregman”. Sus palabras fueron el disparador para que Milei saltara y manifestara que la candidata le quitó todo su tiempo de exposición. “Estamos monitoreando para que sea parejo, créame que está parejo”, le respondió el moderador.

"Pareciera que cuando me monitorean haces la limpieza de lo de ella”, retrucó el libertario. Rápidamente, Bregman salió a contestarle: “Es imposible, no soporta… él solo quiere gritarnos ‘zurdos de mierda’”. Su frase es una clara alusión a varios exabruptos del liberal en distintos medios. “En un debate se tienen que poder decir ideas y no estar agrediendo. Que hable él, déjalo”, agregó la candidata.

“Ella cree que podemos subir los salarios por decreto que ganemos todos un millón de dólares, vamos a ser todos ricos”, expresó Milei en medio de un griterío y voces que se superponían. Al ser interrumpido por los conductores para que Bregman continúe y aproveche los segundos finales, la candidata remarcó: “Utilizo estos 15 segundos para decirle que deje de agredir y de decir la palabra falacia que ya nos cansó a todos”.

“Catador de falacias Milei”, sentenció Bregman y le cortaron el micrófono a Milei quien quiso responder la chicana pero no pudo. Minutos antes ya había ocurrido un tenso cruce donde el eocnomista utilizó la palabra “falacia” ante los dichos de la candidata de izquierda. “Myriam dice que yo digo que la culpa de la inflación es de los trabajadores, falso”, señaló y agregó: “Conozco las falacias también y te las puedo contar”.

El tuit de Aníbal Fernández contra Nik y las escuchas ilegales

En uno de los pasajes del debate, Vidal sostuvo que "hay mucha preocupación por la seguridad" y continuó con la polémica que se generó por el tuit del ministro de Seguridad contra el dibujante por sus críticas al Gobierno: "Lo que pasó esta semana cruzó el límite con el tweet de Aníbal (a Nik). Yo te vi que saliste a decir que no te había gustado. ¿No creés que Alberto (Fernández) y Cristina (Kirchner) tienen que pedirle la renuncia?”.

Frente a ello, Santoro contestó: “Esa es una discusión que tengo que dar en mi espacio político. Pero yo también te escuché a vos y teniendo en cuenta que Mauricio Macri escuchó a los hijos de Diego Santilli, tal cual lo denunció Nancy Pazos, que es su mamá, yo me pregunto qué les pasa a ustedes que permitieron que su jefe político los investigue. Eso es mucho más jodido que mandar un tweet equivocado y, sin embargo, no generó su repudio”, retrucó.

“No fue un tweet equivocado”, sostuvo Vidal, y agregó: “Divulgó datos privados de sus hijas. Yo soy querellante en la causa donde se investiga espionaje porque fui víctima y como conozco el expediente, sé que no hay ningún elemento que involucre a Macri con esas escuchas”, aseguró. A lo que Santoro acotó: “Sí, lo que pasa es que la acusación la hizo Nancy Pazos”.

Pero la discusión no quedó ahí, el oficialista redobló la apuesta: “A mí me llama mucho la atención porque la Policía de la Ciudad atestiguó frente a la Comisión Bicameral de Inteligencia contando que hacían espionaje sobre vos, Cristina y familiares del ARA San Juan”. “Y además en tu gestión como gobernadora, se armaron siete bases de la AFI (Agencia Federal de Inteligencia) en tu territorio, desde donde se permitió hacer espionaje ilegal. Sobre eso, Macri sí tendría que dar explicaciones”. “La diferencia es que Macri no es Aníbal”, sentenció la opositora.


Diarios Argentinos