Macri anunció un mayor ajuste: "Ahora vamos por menos gradualismo"

El presidente dijo que "es el camino que hay que seguir defendiendo", pero habló de un "deterioro de la confianza del mundo". Además, se refirió a las salidas de Aranguren y Cabrera, comunicadas el sábado. "Hay un momento en el que la gente cumple un ciclo", remarcó.

En medio de la crisis cambiaria que atraviesa su Gobierno, Mauricio Macri reconoció que el Banco Central "fue perdiendo autoridad y la confianza de los mercados", por lo que anticipó que el rumbo económico a partir de ahora tendrá "menos gradualismo". 

"Ahora vamos por menos gradualismo, porque, justamente, deterioramos la confianza del mundo para acompañarnos en este proceso, que ellos empezaron a pensar que con algunos comportamientos podía ser parecido a 'te amago que voy a recomponerme, que voy a sacarme esta mochila de sobregasto y después no hago nada'. Aunque es el camino que tenemos que seguir defendiendo", adelantó Macri.


En una entrevista con Jorge Lanata para el programa Periodismo para todos, el mandatario habló del contexto económico internacional para explicar la fuerte escalada del dólar, pero también admitió errores propios: "El mundo está volátil. Se apreció el dólar, aumentaron las tasas de interés, aumentó el petróleo y nosotros seguimos siendo importadores netos de energía. En lo interno, asumiendo nuestras culpas, el BCRA fue perdiendo autoridad y la confianza de los mercados".

A pesar de eso, mostró confianza por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). "Ese refuerzo es lo que nos permite es ir a los mercados que son más volátiles y decirle que el Fondo nos acompaña (...). Ellos nos aprobaron nuestro plan y nos quieren acompañar, porque ellos representan al mundo. El mundo nos quiere acompañar, eso es lo mágico de este momento", sostuvo.

Por otra parte, se refirió a los cambios en el Gabinete comunicados el sábado, con la salida de Juan José Aranguren del Ministerio de Energía y de Francisco Cabrera de Producción. "Hago cambios cuando siento que son para mejorar. Hay un momento en el que la gente cumple un ciclo, más allá de que haya hecho un trabajo maravilloso. Estoy infinitamente agradecido, pero hay un desgaste, este es un trabajo muy duro, sobre todo con el punto de partida", expresó en ese sentido. 

Sobre Aranguren, el presidente aseguró que "le tocó la peor" por tener que "recomponer el sistema tarifario". "Nos deja a los argentinos produciendo más petróleo y más gas y habiendo recuperado la mayor parte del sistema", destacó, y añadió: "Estamos buscando siempre este equilibrio entre lo que sé que le duele a la gente y la necesidad de que cada uno asuma su tema. La energía cuesta. Cuesta y no la tenemos, la tenemos que importar todavía. Y, sin energía, no podemos crecer". 

Por último, reconoció el incumplimiento de las metas de inflación fijadas para los cuatro años de gestión y le atribuyó ese error al exministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat-Gay. "Claramente, fue un exceso. Fue una convicción que tuvo el ministro de Hacienda en ese momento. Necesitábamos un camino descendente de inflación y nadie tenía conciencia de lo que significaba recomponer un sistema tarifario de servicios públicos. Fracasó porque los aumentos de tarifas impactaron mucho más", concluyó.

Diarios Argentinos móvil