Murió el abuelo del joven que volvió del exterior y fue a una fiesta

La víctima fue identificada como Luis Suárez, de 76 años. El acusado por delitos contra la salud pública tiene 24 años y permanece con arresto domiciliario.

Luis Suárez, de 76 años, se convirtió hoy en la víctima número 28 del coronavirus en la Argentina, pero su caso tiene un dato particular: se trata del abuelo del joven de 24 años que regresó de Estados Unidos y al día siguiente violó la cuarentena para ir a una fiesta de quince en localidad bonaerense de Moreno, a la que asistieron cien personas. 

Se trata de Eric Toledo, quien se encuentra detenido con prisión domiciliaria tras permanecer unos días en un sanatorio de la Ciudad de Buenos Aires, acusado de delitos contra la salud pública, que puede significar desde 15 días hasta dos años de cárcel.

Además, el municipio de Moreno, el partido que registra la mayor cantidad de casos en el Gran Buenos Aires (25), presentará una denuncia civil por daños y perjuicios contra la comunidad provocados por su inconducta. Según las autoridades locales, el joven vive actualmente en el barrio porteño de Palermo, pero en su DNI figura su domicilio en ese partido.

El caso había transcendido en los medios días atrás luego de que se comprobara que Toledo había asistido a una fiesta en la localidad de La Reja el 14 de marzo pasado, tan solo un día después de regresar al país desde Estados Unidos, considerado como una de las zonas de riesgo.

Tras violar la cuarentena obligatoria de 14 días para todos los que llegaran al exterior, y luego de haber asistido a la fiesta de 15, fue diagnosticado con coronavirus. Más tarde, otros diez asistentes comenzaron a presentar síntomas. Entre ellos dos adultos mayores: uno era Luis, el fallecido, y el otro es un hombre de 79 años.


Diarios Argentinos