Nueva convocatoria de Vidal a los docentes en un clima de máxima tensión

El Gobierno bonaerense los citó para el próximo jueves a las 13. La última oferta consistió en un aumento semestral del 16,7%, que quedó lejos de la pretensión de los gremios: 30% con cláusula gatillo.

El Gobierno bonaerense realizó este miércoles una nueva convocatoria a los gremios docentes para discutir paritarias el próximo jueves 23 en la sede del Ministerio de Economía provincial, a un día del vencimiento de la conciliación obligatoria y en un contexto de máxima tensión por la seguidilla de incidentes en las escuelas bonaerenses.

La negociación del Gobierno de María Eugenia Vidal y los docentes lleva siete meses, dieciocho reuniones y ocho ofertas rechazadas. La última, el 23 de julio, consistió en el ofrecimiento de un aumento salarial semestral del 16,7 por ciento y el compromiso de una nueva convocatoria en agosto, pero estaba lejos del 30 por ciento más cláusula gatillo que pretendían los gremios.

Por su parte, la gobernadora Vidal ya dispuso por decreto seis adelantos a cuenta de un futuro acuerdo. Ayer, en la previa de la convocatoria, dispuso un nuevo anticipo que va de los 1.625 a los 4.062,50 pesos, de acuerdo a la escala salarial. “Solo se pagó a quienes estuvieron activos hasta el mes de junio y acorde a los días trabajados”, precisó la resolución.

Además de los reclamos salariales, uno de los puntos centrales de la negociación se prevé que sea la situación de infraestructura en las escuelas de la Provincia, luego de la difusión de un informe del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) en el cual aseguraron que es “alarmante”

“Hay gravísimos problemas en los servicios de gas, agua y electricidad, además de la estructura edilicia”, afirmaron, tras los incidentes que se sucedieron en diferentes establecimientos educativos de la provincia. El más grave tuvo lugar dos semanas atrás en un establecimiento de Moreno, donde fallecieron una docente y un auxiliar por una explosión producto de un escape de gas.

San Martín móvil