Piden que las personas sin síntomas no se testeen en hospitales públicos

Después de tres días consecutivos de interminables colas en los hospitales porteños, el Gobierno de la Ciudad comunicó nuevas metodologías para realizarse el test de coronavirus.

Luego del fin de semana de Semana Santa, los hospitales públicos de los partidos integran el Área Metropolitana Buenos Aires se vieron con largas colas de personas tanto con síntomas como sin síntomas de covid que fueron a testearse.

En el caso de la Ciudad, la aglomeración de personas se dieron en en las Unidades Febriles de Urgencias (UFU), instaladas desde el año pasado para atender a pacientes con síntomas compatibles con coronavirus, de los hospitales Durand, del barrio de Caballito; el Álvarez, de Flores; el Zubizarreta, de Villa Devoto, el Pedro Elizalde, de Constitución; el Rivadavia, de Recoleta; y el Pirovano, de Coghlan.

Mientras tanto, el parte difundido hoy por el Gobierno porteño informó sobre 2.265 nuevos casos de coronavirus en la Ciudad y 12 fallecidos reportados. El martes fueron 2.162 nuevos casos y 40 muertes y el lunes 1.958 casos y 11 decesos.

Las cifras reportadas evidencian un incremento de contagios día a día, no obstante, ante las medidas que se esperan que tome el gobierno Nacional, la Ciudad y representantes de la oposición ya se manifestaron en contra.

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, explicó que las demoras en los testeos que se dieron en las Unidades Febriles de Urgencia (UFU), se dan porque asiste gente que “no tiene ningún síntoma” y agregó: “Las UFUs son para quienes se sienten mal”.

Por tal motivo, durante la conferencia de prensa, el funcionario porteño pidió que, “quienes se sienten bien deben sacar turno para ir a La Rural o a Costa Salguero”. Debido a que mucha gente va a testearse sin síntomas porque volvieron de viaje o por tener algún contacto estrecho.

"Llegamos a las 9 porque tuvimos contacto estrecho con mi mamá y mi hermana que son coronavirus positivo. Por ahora no tenemos síntomas, pero para descartar porque ya pasaron siete días", contó una mujer que esperaba su turno para ingresar al hospital Durand, uno de los casos donde la persona no contaba con ningún síntoma al momento.

En este contexto, muchas personas se quejaron no sólo por las largas colas y aglomeraciones de gente, sino por la falta de atención, por ejemplo que los lugares no cuentan con baños químicos o la posibilidad de hidratarse mientras esperan.

Diarios Argentinos