Polémica con la Ciudad: Kicillof criticó la flexibilización y Berni habló de cortar accesos

El gobernador aseguró que tiene una buena relación con Larreta, pero cuestionó la reapertura. "Una prueba, un ensayo o una idea mal ejecutada puede generar una catástrofe", planteó.


La flexibilización que implementó Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad generó diferencias con la provincia de Buenos Aires, y fue el gobernador, Axel Kicillof, quien cuestionó esa decisión y advirtió que "una idea mal ejecutada" de este estilo, en el contexto de la pandemia del coronavirus, "puede generar una catástrofe"

"Si yo llego a tomar una decisión que sale mal, cuando nos demos cuenta ya va a ser muy tarde. Por eso, el resultado de las decisiones que se tomaron ahora en la Ciudad lo vamos a ver recién dentro de 10 o 15 días", dijo el mandatario bonaerense en diálogo con A24.

Kicillof aseguró que tiene una buena relación con Larreta ("Me tratan de hacer pelear todos los días, pero no pasa por ahí, el tema es epidemiológico"). Sin embargo, insistió en que lo que se trata es de evitar "el intercambio viral", al señalar que "si hay una zona con más casos de coronavirus, como es la Capital Federal", lo que se intenta es que las personas de ahí no se trasladen a distritos de la provincia que tienen menos infectados.



En ese sentido, explicó que lo que hizo desde la provincia fue "limitar el uso del transporte público", pero descartó la posibilidad de cerrar todos los accesos a la Ciudad, ya que hay "muchos trabajadores de la salud y otros esenciales" que diariamente necesitan viajar de un lado al otro para trabajar. "Nosotros no cerramos todo, como sí pasó en otras provincias. Entre Chaco y Formosa, por ejemplo, no hay posibilidad de transitar", graficó.

Sin embargo, volvió a criticar la flexibilización decretada por la administración de Larreta: "Una prueba, un ensayo o una idea mal ejecutada puede generar una catástrofe, como ocurrió en otras partes del mundo. A diferencia de lo que pasó en la Ciudad de Buenos Aires, nosotros no dimos un paso hacia adelante con las salidas (recreativas para niños)".

El gobernador lamentó que algunas de estas medidas que implementó el Gobierno porteño podrían perjudicar a la Provincia y se mostró en contra de que la gente que vive en territorio bonaerense tenga que salir a trabajar "por una decisión que tomaron desde la Ciudad".

"Si ellos abren los comercios y nosotros no, corremos el riesgo que la gente que vive en el primer cordón del conurbano, cruce para comprar allá. Si vos tenés a un vecino en tu edificio que está contagiado, lo que vas a intentar hacer es no visitarlo", añadió, en la misma sintonía.

"La Matanza, que limita con la Ciudad, tenía 226 contagios y tiene casi la misma cantidad de habitantes que la Ciudad. No es una carrera, no hay ninguna medalla. Que haya más casos en un lado que en el otro no es una crítica, es una realidad", añadió.

Este martes, en varios municipios del conurbano regresaron algunas actividades, sobre todo en fábricas automotrices y de autopartes, industrias de indumentaria; metalúrgica, maquinaria y equipos; del calzado; gráfica, ediciones e impresiones; de la madera y muebles; de juguetes; textil; química y petroquímica, y la de plásticos y subproductos, entre otras.

"Yo estoy muy contento de que se reactiven, con todos los protocolos de seguridad, con el transporte de los empleados a cargo de la empresa. Si sale mal, se cierra durante un tiempo hasta que se testee a todos", anticipó.


Berni fue más allá

Pese a que Kicillof negó la posibilidad de cortar accesos y "aislar" a la Ciudad de la Provincia, el ministro de Seguridaad bonaerense, Sergio Berni, no descartó una medida de ese estilo y argumentó que ambos distritos "tienen realidades sanitarias distintas".



"Hoy no hay que blindar a la Capital Federal. Mañana, no sé. Y el que lo diga, miente", afirmó el funcionario en diálogo con el periodista Luis Novaresio en el programa Animales Sueltos, del canal América

Consultado sobre las palabras de algunos intendentes del conurbano, quienes plantearon la posibilidad de "amurallar" la Ciudad, Berni respondió: "Eso es una metáfora. A mí me interesa cómo sigue el día a día. Esto es una cuestión del día a día del control epidemiológico".

El ministro recordó que la actividad económica de la Ciudad es completamente distinta a la de la Provincia y utilizó una particular metáfora: "La Ciudad vive del comercio. La Provincia vive de la industria manufacturera. Entonces, la Capital Federal pone los comercios y la Provincia pone la gente que va a trabajar. Esto me hace acordar a la metáfora de Estados Unidos y México. El 80 por ciento de la droga que se comercializa en Estados Unidos la ponen Colombia y México. ¿Sabe quién pone los muertos? El 80 por ciento de los muertos los ponen Colombia y México. Se comercializa el 80 por ciento en Estados Unidos y los muertos los ponen Colombia y México. Usted me habla de amurallar, yo le respondo con otra metáfora".

Y, tras eso, intentó explicar su postura: "Esto quiere decir que la Capital Federal va a poner la actividad comercial y la mano de obra la ponen el segundo y tercer cordón de la Provincia de Buenos Aires y una provincia que tiene una realidad sanitaria completamente distinta". 


Diarios Argentinos móvil