¿Qué hay detrás del anuncio de Macri sobre el pedido al Fondo?

El presidente acordó con el FMI un adelanto de los recursos necesarios “para garantizar el cumplimiento del programa financiero”. En dos meses y medio, fracasó el esquema original consensuado con el Fondo.

En un mensaje difundido a través de las redes sociales, Mauricio Macri anunció un acuerdo con el FMI para “adelantar todos los fondos necesarios para garantizar el cumplimiento del programa financiero del año próximo”. ¿Qué hay detrás de esta decisión? ¿Qué puede pasar con la economía en los próximos meses?

El objetivo del Gobierno nacional

El mensaje presidencial tiene como meta principal frenar la desconfianza de los mercados ante el rumbo económico argentino. No por casualidad el video grabado se publicó antes de la apertura de los mercados locales: la intención en el corto plazo es contener la escapada del dólar, que se reavivó en las últimas semanas.

El mensaje presidencial tiene como meta principal frenar la desconfianza de los mercados ante el rumbo económico argentino


El fracaso del Plan A

La novedad de que la Casa Rosada acordó con el Fondo adelantar los dólares necesarios para reforzar el financiamiento del país desnuda el fracaso del programa inicial consensuado con el FMI, a poco más de dos meses de su oficialización. El esquema original preveía que el regreso de la Argentina a un plan supervisado por el organismo internacional le devolvería al país la confianza que había perdido de los mercados, lo cual iba a redundar en un nuevo ingreso de capitales.

Esta suposición se reveló incorrecta: cada semana, la fuga de divisas se acentúa, el Banco Central pierde reservas y el dólar sigue en alza. Esta combinación de factores echa dudas sobre la solidez de la economía argentina y por eso Macri quiso enviarles una nueva señal a los mercados.

La decisión desnuda el fracaso del programa inicial consensuado con el FMI, a poco más de dos meses de su oficialización


El fantasma del default

En las últimas semanas, creció el rumor sobre un posible default por parte del Gobierno nacional. Esto es, la suspensión de los pagos de la deuda del Estado argentino, tal como ocurrió en el 2001. Con el anuncio, Macri intentó desactivar ese temor: los nuevos fondos del FMI están destinados “a garantizar el cumplimiento del programa financiero”.

Todavía no se conocen los detalles ni los números finos del nuevo entendimiento. De todos modos, que el presidente diga que no hay posibilidades de incurrir en un default le da de por sí entidad al problema. Si el anuncio genera confianza o confirma las dudas del mercado es algo que se verá en los próximos días.

Macri intentó desactivar el temor por el default: los nuevos fondos del FMI están destinados “a garantizar el cumplimiento del programa financiero”


Ratificación del ajuste fiscal

En su alocución de un minuto y medio, Macri aseguró que acompañarán el apoyo del Fondo “con los esfuerzos fiscales necesarios”. Estas palabras demuestran la obsesión de Cambiemos por reducir el déficit fiscal al 2,7% del PBI este año y al 1,3% en 2019. 

En el Gobierno creen que, al ordenar las cuentas públicas del Estado, se recuperará el respaldo del sector privado, lo cual permitirá retomar el sendero del crecimiento vía inversión. Este abordaje oficial considera al gasto público y no a la falta estructural de dólares de la economía argentina como fuente principal de la crisis.

La ratificación del ajuste es también un mensaje para los gobernadores de la oposición, en plena negociación por la aprobación del presupuesto 2019, que cristalizará la contracción del gasto público. Hay una discusión entre los mandatarios provinciales y la Nación por ver cuánto absorbe de los recortes cada parte.

En el Gobierno creen que, al ordenar las cuentas públicas del Estado, se recuperará el respaldo del sector privado


El lenguaje de la crisis

Hace tiempo que Cambiemos dejó atrás la comunicación feliz y descontracturada de la “Revolución de la alegría”, muletilla utilizada en la campaña del 2015 y parte del 2016. Desde el acuerdo con el FMI, los funcionarios del Gobierno asumieron un nuevo lenguaje alineado con las políticas de austeridad que impulsan.

En su breve mensaje, Macri habló de “incertidumbre”, “angustia”, “preocupación”, “esfuerzos”, “dificultades” y “situaciones tormentosas”. Toda una definición del momento que atraviesa el oficialismo y la economía argentina.

Macri habló de “incertidumbre”, “angustia”, “preocupación”, “esfuerzos”, “dificultades” y “situaciones tormentosas”

Diarios Argentinos móvil