¿Qué pasó en la política argentina durante la cuarentena?

Las medidas para afrontar la crisis del COVID-19 coparon la agenda mediática, y todo lo demás, en principio, pasó a un segundo plano. ¿Qué pasó en la política mientras tanto?

La declaración de la pandemia por el COVID-19 por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) irrumpió cuando el Gobierno de Alberto Fernández llevaba solo un trimestre en el poder. El escenario cambió y, en consecuencia, también lo hizo el plan de gobierno. De hecho, las medidas para afrontar la crisis coparon la agenda mediática, y todo lo demás, en principio, pasó a un segundo plano.

Hoy se cumplen 87 días de la entrada en vigencia del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) N° 297/2020 que dispuso el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) que de manera sucesiva se fue prorrogando, en principio, hasta el 28 de junio.

Sin dudas, las noticias que generaron mayor interés en esta etapa fueron las relacionadas con la contención de la pandemia. El Gobierno actuó de manera inmediata y lanzó una batería de medidas, con foco en lo económico, para paliar la crisis que incluyeron, entre otras: el Ingreso Familiar de Emergencia, los subsidios para jubilados, discapacitados y titulares de AUH, el congelamiento de las cuotas de créditos hipotecarios, la prohibición de despedir trabajadores sin justa causa o bajo la causal de fuerza mayor, la prohibición a las empresas proveedoras de los servicios de gas, luz, agua, telefonía, Internet y televisión por cable de proceder a cortes  y el programa de asistencia de emergencia al trabajo y la producción (Programa ATP).

Mucho se habla de las medidas económicas, de la curva de contagios, del posible colapso del sistema de salud y de como afectan a la población en general; pero en este contexto ¿cuáles fueron los hechos políticos que marcaron este período?


EPD hace un punteo por los hechos políticos más resonantes de este trimestre:


El trípode Fernández, Kicillof, Larreta:



Tal vez una de las fotos más potentes de esta cuarentena es la que se repite con cada anuncio sobre la prórroga de las medidas de aislamiento: el presidente Alberto Fernández, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, compartiendo una mesa y enfatizando el trabajo en equipo.

Sin embargo, en lo últimos días se habla de un posible cortocircuito entre los dirigentes. ¿A qué responde? Aparentemente, tanto el Gobierno nacional y el bonaerense no ve con buenos ojos la flexibilización de ciertas actividades en la Ciudad de Buenos Aires en medio del pico de contagios.


Primera sesión virtual en el Congreso



A mediados de mayo tuvo lugar un hecho inédito en el país, la Cámara de Diputados y de Senadores comenzó a sesionar de manera virtual con la misión impostergable de avalar el paquete de medidas dictadas por el Ejecutivo en medio de la pandemia, a través de decretos de necesidad y urgencia. Se sancionaron leyes relacionadas con la crisis generada en torno al COVID-19 como la “ley Silvio”, sobre medidas de protección para el personal sanitario, y la de educación a distancia; y otras como la de alquileres.


¿Y la oposición que rol jugó?



"Para mí, algo mucho más peligroso que el coronavirus es el populismo”, dijo Macri a principios de marzo. Luego, su ¿estrategia? fue el silencio. Fueron otros los que salieron a cuestionar al Gobierno con posturas anticuarentena como fue el caso del exsenador Miguel Ángel Pichetto, el exministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat-Gay, y la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien se mantuvo vigente a través de entrevistas televisivas y radiales y hasta sorprendió con su irrupción en la red social tik tok.


Renuncia de Vanoli y otros cambios en el gabinete:



El cambio en el elenco del Gabinete más significativo ocurrió en la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES). A fines de abril, su titular Alejandro Vanoli fue reemplazado por la exministra de Desarrollo Social bonaerense, Fernanda Raverta. Las imágenes de las colas interminables de jubilados y pensionados en las puertas de los bancos para cobrar su haber en plena cuarentena fueron determinantes en la salida del extitular del Banco Central.


Gira presidencial:



Alberto Fernández realizó el pasado viernes el cuarto viaje al interior desde que se decretó el aislamiento obligatorio. El último destino fue La Rioja (a último momento la confirmación del test positivo de coronavirus del intendente Insaurralde obligó a Fernández a suspender su arribo a Catamarca). Antes de esto visitó Formosa, Neuquén, La Pampa y Santiago del Estero. En todas estas oportunidades el eje estuvo puesto en la reactivación de la actividad económica - básicamente la actividad industrial - una fuerte demanda de los dirigentes del interior.


¿Y más allá del coronavirus?


Causas espionaje ilegal:



Hay tres causas en trámite que investigan maniobras de espionaje ilegal durante el Gobierno de Cambiemos que apuntan al accionar de la Agencia Federal de Inteligencia. Las víctimas irían desde la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, quien se presentó esta semana a declarar, hasta propios como Rodríguez Larreta y su vice, Diego Santilli; además de otros funcionarios del Gobierno kirchnerista, periodistas, referentes sociales, sindicales y religiosos. “La asociación ilícita son ellos”, twitteó la expresidenta junto a un video de su paso por los tribunales de Lomas de Zamora el pasado lunes.


Malvinas:



En esta semana hubo importantes anuncios sobre la cuestión Malvinas. El día en que se conmemora la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, el Gobierno anunció el envío de tres proyectos de ley para crear un Consejo Nacional Asesor de Políticas sobre Malvinas, demarcar el límite exterior de la plataforma continental más allá de las 200 millas y elevar las sanciones a quienes practiquen la pesca ilegal en aguas argentinas.


Vicentín:



En los últimos días el presidente sorprendió con la intervención estatal a la cerealera Vicentín y el anuncio acerca de una posible expropiación. Apuntó a la grave situación financiera del Grupo y a la necesidad de rescatar a la empresa y garantizar así las fuentes laborales. Las repercusiones y los fantasmas sobre una ola de expropiaciones sacudieron el tablero político y la grieta se reavivó.



Diarios Argentinos móvil