"Quiero 30 segundos lúcidos"

Hugo Míguez, investigador del Conicet que murió a causa del coronavirus el pasado 20 de abril, escribió una conmovedora carta antes de que lo intubaran.

El pasado 20 de abril, a los 75 años, falleció el investigador del Conicet Hugo Míguez, quien fue pionero en el país en los estudios sobre epidemiología psiquiatrica. Antes de que lo intubaran, el especialista escribió una conmovedora carta en la que relata todo el épico labor de los trabajadores de salud en este contexto de emergencia. Su hija Guadalupe tiempo después difundió el texto.



"Busco dejar algo de lo aprendido en estos días de aislamiento, búsqueda de aire, revisión de sentido bajo la pandemia. Algo. Lo que pueda. Mientras me enfermaba el Covid encontré algo en estas salas, en estos corredores, en la mirada de estas gentes", comienza diciendo la misiva que tituló "30 segundos".

En otro pasaje del escrito, resalta y valora, pese a todo, lo que vivió en la entidad de salud donde estuvo alojado y la desdeñable tarea de los trabajadores: "¿Qué significa descubrir una cultura en el Hospital Italiano en medio de un ataque como este? Mucho. Significa, contra lo que podría pensarse, que no es el resultado de muchísimas personas. Con roles marcados, tecnicaturas, profesiones, saberes, tecnologías, destrezas".

"Unas manitas de enfermera tiraban de mí, Bibi.Cuando crees que ya perdiste todo escuchas el braceo enérgico de la que podría ser hasta tu hija llegando a vos. Braceando como pudo me alcanzó. Me abracé a ella y me di cuenta de que no estaba en un páramo sin vuelta atrás. Entre todas me acostaron, me calmaron, me dieron su aire", cuenta el investigador.

Y se despide de la siguiente manera: "Con estos pensamientos rondando desde hace unos años, muchas veces, me pregunté cómo quería mi salida. Sólo quiero 30 segundos lúcidos. Para poder evocar a los que quise sin que llegue a atraparme la melancolía".



Diarios Argentinos