Quiénes son los ganadores y perdedores de la crisis cambiaria

La corrida del dólar alteró el esquema de poder del Gobierno nacional. Mauricio Macri erigió a Nicolás Dujovne como coordinador del gabinete económico. Marcos Peña sale golpeado de esta turbulencia.

La crisis cambiaria provocó heridas profundas en el Gobierno nacional. La presión sobre el dólar reveló la fragilidad del proyecto económico de Cambiemos y obligó al presidente Mauricio Macri a repensar el armado político de su coalición. A continuación, los ganadores y perdedores que dejó en el elenco oficialista la reciente turbulencia financiera.

Ganadores

Nicolás Dujovne

El ministro de Hacienda quedó a cargo del equipo económico. Coordinará nueve ministerios: Finanzas, Transporte, Trabajo, Interior, Producción, Agroindustria, Energía, Turismo y Modernización. Su principal función será llevar adelante la reducción del gasto público en las distintas reparticiones del Estado. Para el año que viene, la Casa Rosada quiere fijar el déficit fiscal en el rango del 1,5% al 1,7% del PBI. Además, Dujovne quedó como máximo interlocutor y responsable de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Luis Caputo

Su conexión con el mundo de las finanzas lo vuelve un funcionario imprescindible del gabinete. En el momento más álgido de la crisis, Caputo negoció en persona con los titulares de los bancos nacionales para garantizar la renovación de Lebacs. Además, logró que dos de los mayores fondos de inversión del mundo, BlackRock y Templeton, compraran bonos por US$ 3.000 millones y frenaran la corrida.

Federico Sturzenegger

Estuvo en el ojo de la tormenta por la pérdida de más de US$10.000 millones de reservas y la devaluación de más del 25%. Sin embargo, Macri le ratificó su confianza, con lo que reforzó su autonomía para dirigir el combate contra la inflación.

Ernesto Sanz y Emilio Monzó

Hombre de consulta del Presidente, Sanz fue quedando relegado de la toma de decisiones con el correr de la gestión. Monzó, por su parte, venía dañado de la interna con Vidal y ya pensaba en un exilio dorado en 2019. Todo cambió con el temblor financiero. La Casa Rosada decidió fortalecer su ala política, con lo cual ambos dirigentes fueron incorporados a la mesa chica.

Perdedores

Marcos Peña

Es el gran damnificado de la corrida cambiaria. Hasta ahora intocable, su influencia se vio recortada a partir del ascenso de Dujovne en la gestión económica y de Sanz y Monzó en la pata política. Es el primer revés importante que sufre el jefe de Gabinete desde el inicio de Cambiemos.

Mario Quintana y Gustavo Lopetegui

Desde las sombras, los vicejefes de Gabinete habían acumulado mucho poder en el último tiempo: eran los encargados de supervisar la evolución diaria de la gestión. Esta prerrogativa pasó ahora a manos de Dujovne.

Jorge Triaca

Se vio afectado con la crisis de forma indirecta. La devaluación del peso recalentó el ritmo de la inflación y terminó de enterrar la meta del 15% a la cual muchos sindicatos habían ajustado sus acuerdos paritarios. Con una previsión de aumentos de precios anual en el rango de 25-30%, Triaca deberá enfrentar ahora la reapertura de las negociaciones por las cláusulas de revisión, ante un sindicalismo más dispuesto a protestar por el impacto de la crisis en los bolsillos de los trabajadores.

Diarios Argentinos móvil