Reforma Política y Sistema Electoral, parte I

Por: Marcelo Brignoni

Por Marcelo Brignoni y Horacio Lenz


El último 29 de junio ingresó al Congreso Nacional, enviado por el Gobierno del Presidente Mauricio Macri, a través del mensaje N.° 70/2016, un Proyecto de Ley, destinado según sus propios fundamentos a “... transformar nuestros procesos electorales para adecuarlos a lo que exige una democracia de alta calidad en el Siglo XXI…”.

A partir de esta iniciativa impulsada por el Gobierno Nacional, se abre una buena oportunidad para dotar al Sistema Político Electoral Argentino, de nuevas herramientas de participación y legitimidad democrática.

Definimos como Sistema Político Electoral Argentino aquí, al conjunto de participaciones sociales, movimientos políticos y elementos normativos, que configuran el proceso de participación democrática ciudadana, de constitución de expresiones político partidarias organizadas y de designación de integrantes de los poderes ejecutivo y legislativo, basado en preferencias expresadas por los ciudadanos de la comunidad, en elecciones libres y democráticas.

En un análisis inicial, observamos que el Proyecto enviado por el Poder Ejecutivo Nacional aspira a modificar las reglas que rigen la competencia electoral a nivel nacional, tanto hacia dentro de los partidos políticos, como en lo referido a la competencia electoral entre ellos, además de reformar legislación vinculada a la propia Participación Ciudadana en Democracia.

Según el Poder Ejecutivo Nacional, el Proyecto plantea que “… el conjunto de las nuevas medidas, intenta regular de manera equitativa y democrática, el desenvolvimiento de la representación política como sistema...”. Sobre esta hipótesis, el mensaje del Poder Ejecutivo dice articular la orientación general del proyecto enviado.

El mismo, plantea como sus aspiraciones más sustanciales:

Modificar la Ley Orgánica de la Justicia Electoral.

Ordenar la Oferta Electoral.

Eliminar las Denominadas Listas Colectoras.

Eliminar las Candidaturas Múltiples.

Modificar el Procedimiento de Selección de Candidatos en el marco de las PASO.

Modificar las Características Organizativas del Acto Comicial.

Reemplazar el Instrumento de Emisión del Voto.

Incorporar Tecnologías en el Acto Comicial.

Modificar las Características del Escrutinio Provisorio y del Definitivo.

Profundizar los Criterios de Auditoria y Control de los Gastos de Financiamiento de las Campañas Electorales.

En el marco de esas aspiraciones, el Poder Ejecutivo le plantea al Congreso modificar las siguientes normas vigentes:

Ley del Código Electoral Nacional (Ley 19.945, y sus modificatorias).

Ley Orgánica del Poder Judicial (Ley 19.108).

Ley de Democratización de la Representación Política, la Transparencia y la Equidad Electoral (Ley 26.571).

Ley Orgánica del Ministerio Público (Ley 24.946).

Ley de Simultaneidad de Elecciones (Ley 15.262).

En este contexto, es válido recordar que existen distintos principios básicos de representación política, los que pueden materializarse de muy diversas maneras e incluso combinarse, dando lugar a una amplia gama de opciones y a una extensa tipología de Sistemas Político Electorales, sobre cuyos parámetros, alcances y expectativas se basa el debate que iniciará el próximo jueves 4 de agosto en el Congreso Argentino.

Ese día, a las 12,30 hs., en un Plenario de las Comisiones de Asuntos Constitucionales, que preside el Diputado de PRO, Pablo Tonelli, de Presupuesto, encabezada por el Diputado del PRO, Luciano Laspina, y de Justicia, a cargo del radical Diego Mestre, se pondrá en marcha este debate de modo formal, con la presencia del Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y del secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, Adrián Pérez.

A nuestro criterio, este debate debe considerar, para ser realmente fructífero, que los Sistemas Político Electorales no son universales ni perfectos. Así, quizás haya que sustituir la pregunta acerca del Sistema Político Electoral perfecto, por una pregunta que indague sobre el Sistema Político Electoral más adecuado a las condiciones históricas y políticas de una nación, en este caso, de nuestra República Argentina en 2016, buscando el que mejor responda a las necesidades y procesos específicos, de conformación de nuestras instituciones de representación y gobierno, y que goce del más amplio consenso entre las mayorías populares y los actores políticos.

Diarios Argentinos