Hay dos detenidos por el crimen y violación en Puerto Deseado

La policía demoró a dos hombres que coincidían con los identikits. Fueron realizados a partir del testimonio de la mujer abusada. Su hijo, de 4 años, fue asesinado por los atacantes.

Dos hombres fueron demorados en las últimas horas, uno en Caleta Olivia y otro en Puerto Deseado, sospechosos del crimen de un niño de 4 años y la violación de su madre en esta última localidad, según informaron fuentes del Ministerio de Seguridad de Santa Cruz.

Los voceros señalaron que los rasgos de ambos detenidos coinciden con los identikits realizados el jueves por la policía local en base al testimonio de la mujer y madre del niño asesinado, víctima del abuso, aunque se continúa con la búsqueda de pruebas para avanzar en la investigación.

De acuerdo al pedido de difusión pública de los identkits realizado por los investigadores, los acusados del ataque eran dos hombres de "contextura física delgada, estatura baja, aproximadamente 1,60 o 1,65 metros de altura, trigueños (morenos), uno de ellos ojos color negro y pelo ondulado".


Identikit: a la derecha, el acusado de retener al bebé. A la izquierda, el presunto abusador.


El requerimiento policial indicaba que "cualquier persona que haya visto a dos masculinos con las características mencionadas a las 16 (de ayer) en cercanías de las cuervas de Los Leones, costanera, cementerio, zona de piletones e inmediaciones se le ruega acercarse" a la comisaría de Puerto Deseado.

Fuentes del Ministerio de Seguridad informaron que "algunas de las características que detalló la víctima en el día de ayer son las siguientes: el sujeto que abusó de la mujer tenía el rostro con cicatrices como 'acné', de entre 25 y 30 años de edad, de baja estatura, delgado, y puede tener lesión en rostro o cabeza producto de agresión de defensa de la víctima".

"El sujeto que retenía al menor era de unos 20 años de edad o menor, de similar estatura y contextura física de cabello ondulado. Uno vestía jeans, y el otro joggings; ambos con buzo con capucha", concluyeron las fuentes.


El crimen

La violación y asesinato del menor ocurrió en el sector playa de Punta Cavendich, donde la mujer de 45 años se encontraba caminando junto a su hijo de 4 años, cuando dos hombres los interceptaron por la espalda. 

Según contó la víctima, los amenazaron con un arma blanca y los llevaron a una zona rocosa en La Cueva de los Leones. Allí abusaron de la mujer y asesinaron al niño para luego arrojarlo desde los acantilados.

La mujer recibió fuertes golpes con una piedra y simuló estar muerta para salvarse. "Está muerta, vámonos", habrían dicho los agresores, de acuerdo al relato de la víctima. Actualmente se encuentra internada en el Hospital Distrital con contusiones varias y un traumatismo de cráneo.

Según informaron los medios locales, la mujer es oriunda de Salta y se encontraba en esta localidad santacruceña para visitar a su hijo mayor que reside allí.


"Lo único que dice es 'mi bebé'"

El esposo de la mujer violada y padre del niño asesinado reveló hoy que su mujer sólo se lamenta por su hijo y que él espera recibir ayuda para poder viajar a acompañarla.

"Hace un rato pude hablar un poquito porque tampoco puede hablar mucho. Lo único que ella atina a decir es 'mi bebé, mi bebé'", contó Celso, desde su casa de la localidad salteña de Rosario de la Frontera, en diálogo con TN.

El hombre, quien dijo que está "muy dolido" y "sorprendido" por lo sucedido, contó que su mujer viajó con el niño el 10 de febrero pasado a Buenos Aires para visitar a una hija que vive allí y que, luego, ambos fueron a Puerto Deseado, donde vive desde hace casi cuatro años otro hijo, que primero se desempeñó en una dependencia del Ejército y que ahora trabaja en una carpintería.

Según Celso, ayer cerca de las 15, cuando su hijo se iba a trabajar, alcanzó con su auto a su madre y a su pequeño hermano hasta la costa para que se quedaran paseando

"Ella salió a caminar a la costa, le gustaba ir, como estaba sola allá salia a caminar con el bebé, le gustaba eso, siempre quería ir y este año se dio que se fue", recordó.

"Ahora tengo esta triste noticia, no sé qué hacer", expresó el hombre, angustiado, y explicó que no cuenta con los recursos económicos para viajar.

 "Quiero que se sepa lo que pasó, que se haga justicia por mi hijo. Pido que se aclare, si no, no voy a poder vivir en paz", finalizó


Rouvier