Se derrumba el consumo: las ventas de las PyMES cayeron 4,8% en mayo

En los primeros cinco meses del año, acumulan un descenso del 2,5%. Golosinas, bazar y textiles, los rubros más afectados. El impacto de la inflación y el techo a las paritarias, claves de la merma en las ventas.

Los efectos de la reciente crisis financiera ya se empiezan a sentir en la economía real. En mayo, las ventas de las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMES) cayeron un 4,8% interanual. Golosinas, bazar, calzado y textiles, los rubros más afectados. El impacto de la inflación y el cepo a las paritarias, claves en el derrumbe del consumo.

Las ventas minoristas de las PyMES registran un descenso de 2,5% en los primeros cinco meses del año. Comparadas con abril, las ventas crecieron 4%, pero se explica por la estacionalidad del mes. El número que consideran los comercios es el derrumbe de las ventas del 4,8% en mayo en comparación con el mismo mes de 2017, que de por sí había sido malo en relación con 2016 (declive del 2,3%).

El estudio fue hecho por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) a partir de un relevamiento de 2000 comercios en todo el país. El rubro que más cayó en mayo en la comparación interanual es el de las golosinas (8,5%). Le siguen Bazar y Regalos y Calzados (6,6%) e Indumentaria Textil, todos sectores elásticos a la evolución del mercado interno y al poder adquisitivo de la clase media y baja.

La economía real empieza a incorporar el sacudón que atravesaron las finanzas a fines de abril y la primera quincena de mayo. La devaluación del peso y el alza en las tasas de interés por parte del Banco Central generaron una gran incertidumbre y atentaron contra la capacidad de consumo.

En ese marco, la inflación galopante y el techo a las paritarias no hacen más que presionar a la baja las ventas de las PyMES. Las consultoras privadas estiman que la inflación de mayo será del 2,5%, que sumada al incremento de precios acumulado en el primer cuatrimestre (9,6%) daría un total de 12,3% hasta el quinto mes del año. La cifra está muy cerca del 15% que el Gobierno nacional proyectó para todo el 2018 y que sirvió de referencia para el aumento salarial negociado en la mayoría de los acuerdos paritarios.

Diarios Argentinos