Se promulgó la reforma de la Ley de Monotributo

La norma elimina el retroactivo con lo cual los monotributistas no deberán afrontar ninguna deuda acumulada en los últimos seis meses.

A través del decreto 480/2021 en el Boletín Oficial, el Gobierno promulgó la ley de Monotributo que sancionó el Congreso, la cual establece beneficios fiscales, cambios en las escalas, elimina el retroactivo que se generó a comienzos de año, y establece una moratoria de hasta 60 cuotas. Ahora se espera la reglamentación de la AFIP.

A los contribuyentes que habían abonado en tiempo y forma se les generara una deuda por un aumento del 35% en los montos entre enero y mayo. Ante los fuertes reclamos, el Gobierno dio marcha atrás con la actualización y la semana pasada el Senado sancionó una modificación de la Ley de Monotributo.

La iniciativa impulsada por los diputados Sergio Massa y Máximo Kirchner establece que las escalas del primer semestre del año mantienen los valores de diciembre de 2020, sin el aumento retroactivo del 35%. Pero como la aprobación de los últimos cambios se demoró, la AFIP tuvo que extender el período para recategorizarse, primero hasta julio y ahora hasta el 17 de agosto.

"Prorrogamos la recategorización al mes de agosto para que las y los monotributistas puedan beneficiarse con los límites de facturación establecidos por la nueva ley", explicó la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont. La recategorización estará habilitada desde el 28 de julio al 17 de agosto y, por otra parte, hasta el 27 de agosto podrá realizarse el pago de la obligación mensual de dicho mes.

De esa forma, el cambio de categoría se dará en simultáneo con los nuevos umbrales de facturación establecidos por la nueva ley. La titular de la AFIP también detalló novedades en cuanto a la moratoria. "Va a haber ver tasas para categorías más bajas de hasta 60 cuotas del 1,25%, el proyecto decía hasta 1,50% y después serán más altas para las categorías más altas", declaró Marcó del Pont.

Aquellos que tengan una deuda podrán ingresar a la moratoria y aquellos que en algún momento salieron del monotributo por haber facturado por encima de los límites podrán volver al régimen. El objetivo del gobierno es lograr "mayor alivio fiscal y previsibilidad a la actividad económica de los monotributistas", que suman un total de 4.080.151 contribuyentes; de los cuales 1.592.466 (39%) se encuentran en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y 2.487.685 (61%) en el resto del país.

La propuesta también establece que aquellos que se excedieron de la facturación prevista en su categoría podrán permanecer en el régimen siempre que no superen la facturación de $5,55 millones anuales y un patrimonio de hasta $6,5 millones.

La normativa del organismo que encabeza Mercedes Marcó del Pont dispone que la recategorización para los monotributistas estará habilitada del 28 de julio al 17 de agosto. Las nuevas categorías serán las que estén vigentes entre el 1 de agosto de 2021 y el 31 de enero de 2022.

Paso a paso, cómo cumplir con la recategorización en el Monotributo 2021


Para iniciar la recategorización en el Monotributo 2021, se deben seguir los siguientes pasos:

Paso 1: el contribuyente debe ingresar al sitio web de AFIP o descargarse en su teléfono móvil la APP "Mi Monotributo"

Paso 2: ingresar su CUIT y clave fiscal, ingresar a la opción Monotributo (Adhesión y/o empadronamiento al Monotributo, modificación de datos e ingreso de claves de confirmación)

Paso 3: se visualizarán los datos que AFIP tiene de ese usuario a título informativo.

Paso 4: ingresar en la opción "Recategorizarme".

Paso 5: luego pide que inserte el monto facturado los últimos doce meses. Es importante que coloquen la suma de las facturas realizadas, independientemente de lo percibido. Allí el sistema indicará si corresponde algún cambio en su categoría o no.



Desde el 1 de agosto y hasta el 31 de enero de 2022, las escalas del Monotributo quedarán de la siguiente manera:

Categoría A: el límite de facturación anual pasa a $370.000.

Categoría B: el tope quedó en $550.000.

Categoría C: la facturación sube a $770.000.

Categoría D: el monto máximo se ubica en $1.060.000.

Categoría E: el límite máximo llega a $1.400.000.

Categoría F: el tope de facturación queda en $1.750.000

Categoría G: el máximo aumenta a $2.100.000.

Categoría H: es la más alta para quienes venden servicios y el techo de facturación será de $2.600.000.

Categoría I: el máximo aumenta a $2.910.000.

Categoría J: el tope alcanza $3.335.000.

Categoría K: el máximo se incrementa hasta $3.700.000.

Diarios Argentinos