"Sería un acto de dignidad que Larreta le pida la renuncia a Acuña"

Lo sostuvo Lorena Pokoik, vicepresidenta de la comisión de Educación de la Legislatura. Denunció que la ministra de Educación porteña "profundizó en los últimos 4 años la política de exterminio de la educación pública".

La vicepresidenta de la comisión de Educación de la Legislatura porteña, Lorena Pokoik, reclamó la renuncia de la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, al señalar que "sería un acto de dignidad que Larreta le pida la renuncia", por considerar que durante su gestión "profundizó la política de exterminio de la educación pública".

En ese sentido, analizó la política educativa en la Ciudad y planteó que "está claro que, después de 12 años gobernando la Ciudad, no solamente hubo un vaciamiento en el sector". "Acá hay un exterminio de la educación pública que se profundizó en los últimos cuatro años", manifestó.


"Después de 12 años gobernando la Ciudad, no solamente hubo un vaciamiento en el sector. Acá hay un exterminio de la educación pública que se profundizó en los últimos cuatro años".


"La ministra no solo se lleva puestas a las escuelas, a las vacantes de las pibas y pibes, a los profesorados, al presupuesto educativo, que bajó de 28% a 17,3% en los últimos 10 años, sino que parece que se lleva puesto al resto del Gabinete también", remarcó en diálogo con el medio Tiempo Argentino.

"Sería un acto de dignidad que Larreta le pida la renuncia a Soledad Acuña", enfatizó, y tildó a su gestión como "nefasta" y planteó que el desempeño de la titular de la cartera de Educación porteña está afectando al resto del gabinete de Larreta.


"Sería un acto de dignidad que Larreta le pida la renuncia a Soledad Acuña".


"No sé si le están soltando la mano, pero se nota que con su pésima gestión está arrastrando a varios funcionarios y ministros", analizó. Y ejemplificó con los escraches vividos en el último tiempo. 

"En las últimas semanas vecinas y vecinos junto a la comunidad educativa repudiaron a la propia Acuña, a Larreta y al ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli, por el cierre de escuelas nocturnas. A Macchiavelli, que no tiene nada que ver con su par de Educación, lo increparon por compartir el mismo espacio político. Eso es lo que genera Acuña con su falta de diálogo, con su desprecio por todas las organizaciones sindicales y estudiantiles", recordó.



Por último, al ser consultada sobre la posibilidad de pedir el juicio político en la Legislatura, señaló: "El oficialismo tiene una mayoría automática y la Legislatura actúa como una escribanía del Poder Ejecutivo. Durante el 2018 hemos convocado a dos sesiones especiales para declarar la emergencia educativa y para derogar la resolución 4055, y el oficialismo no dio quorum para dar inicio a la sesión".

"En la Ciudad hay dos poderes del Estado que son cómplices de la destrucción de la educación pública: el bloque Vamos Juntos en la Legislatura y el Ejecutivo", concluyó.


Diarios Argentinos