Soria acusó al Ejecutivo de un “saqueo constante de las arcas de la Nación"

La diputada por Río Negro denunció que las riquezas se fugan a manos de un “grupo inversor amigo del Gobierno”. “Con la timba financiera, se benefició incluso el mismo exministro de Finanzas de la Nación”, sostuvo.

La diputada nacional del Bloque FPV por Río Negro María Emilia Soria publicó una carta pública para denunciar "el saqueo de las arcas de Nación" por parte del presidente Mauricio Macri y Cambiemos a manos de un "grupo inversor amigo del Gobierno", al tiempo que apuntó contra el exministro de Finanzas y actual presidente del Banco Central, Luis "Toto" Caputo.

"Una política económica desacertada nos ha llevado a esta crisis sin precedentes desde 2001, que ha transformado el solo transcurrir de los días en un saqueo constante de las arcas de la Nación. No hace falta ser un experto en economía para darse cuenta que todos los días se venden reservas internacionales con el pretexto de mantener el tipo de cambio, pero el dólar no para de subir", comenzó Soria en el escrito.

"¿Qué pasará cuando se terminen las reservas? ¿Quién rendirá cuentas por todo este desfalco?", se preguntó la diputado e hija del fallecido exgobernador Carlos Soria.

"La situación genera mayor indignación si se tiene en cuenta que no se trata de reservas genuinas, sino de recursos obtenidos a base de endeudamiento. Ese dinero prestado, que tendremos que devolver los argentinos con intereses, se fuga a manos de algún grupo inversor amigo de este Gobierno", agregó en ese sentido. 

También lanzó munición gruesa contra el actual presidente del BCRA, a quien acusó de ser uno de los beneficiados por estas maniobras: "Caputo vendió todas sus Lebac  ─casi 9 millones de pesos─ para luego comprar dólares a casi $20 menos de lo que cotizan actualmente, duplicando el capital inicial, por haberse realizado justo antes de que comenzara la abrupta devaluación que él mismo llevó adelante".

Soria describió esto como "un claro conflicto de intereses, implicando graves delitos, como negociación incompatible con el ejercicio de la función pública o abuso de información privilegiada", al tiempo que señaló un pedido a la Oficina Anticorrupción para que efectúe las investigaciones correspondientes sobre este caso.

"El robo es un delito y quienes lo cometen deben ser condenados, así se realice en un supermercado o en el Tesoro Nacional", finalizó.

Rouvier