Tensión total en Medio Oriente: Irán atacó dos bases de EE.UU. en Irak

La ofensiva fue lanzada poco después del funeral de Qassem Soleimani. Fue con 12 misiles balísticos. El Pentágono no informó si hay víctimas y desde el régimen iraní advirtieron sobre nuevas represalias.

Como se había anticipado, Irán respondió por el asesinato del líder militar Qassem Soleimani el viernes pasado por parte de Estados Unidos: atacó dos bases militares norteamericanas con doce misiles balísticos y escribió un nuevo capítulo en este conflicto que tiene en vilo a todo el mundo.

El ataque, denominado por el régimen iraní como "Operación Mártir Soleimani", se produjo pocas horas después de finalizado el funeral del jerarca militar y uno de los hombres más influyentes en ese país. 

"La feroz venganza de los Guardias Revolucionarios comenzó", manifestaron desde el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán a través de un comunicado difundido por Telegram, con lo que advirtieron sobre nuevas represalias. 

El Pentágono confirmó que la ofensiva fue contra dos bases que Estados Unidos posee en Irak, instaladas en el marco de la coalición internacional para la lucha contra el Estado Islámico. Una se encuentra en Al-Assad y la otra en Erbil. El gobierno de Donald Trump no confirmó si hay víctimas.


Resultado de imagen para base estados unidos al assad


Tras el lanzamiento de los misiles, desde el régimen iraní amenazaron con atacar Israel y los Emiratos Árabes en caso de una respuesta por parte de Estados Unidos. E instaron al país a que "llame de retorno a sus tropas en la región, para evitar nuevas pérdidas y no permitir que la vida de los soldados sea amenazada por el odio" del gobierno norteamericano.

Lejos de estar conforme, el ayatollah Ali Khamenei, líder supremo de Irán, describió la respuesta de su régimen como una bofetada en la cara” de los estadounidenses, pero consideró que "no es suficiente", por lo que se esperan nuevas ofensivas. Habrá que esperar la decisión de Trump. Una retirada de las tropas en Irak quizás pueda apaciguar, aunque sea un poco, el conflicto, pero todo está por verse. 

El lápiz verde