Trabajadores de plataformas en riesgo: regulación, demandas y precarización

Cinco trabajadores de plataformas murieron durante la cuarentena. Mientras tanto, en la Legislatura de la Ciudad comenzó a debatirse un proyecto del oficialismo que fue rechazado por los gremios del sector. Opinan Juan Manuel Ottaviano y Lucía Cámpora.

La Asociación de Personal de Plataformas (App Sindical) informó este martes el fallecimiento de Jorge Piriz Umpierrez, un repartidor de Glovo que perdió la vida en un accidente de tránsito en el cruce de la Avenida San Martín y Luis Viale. Se transformó en el quinto trabajador que muere realizando su tarea durante la cuarentena.

En tanto, la Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura porteña comenzó a debatir la semana pasada un proyecto de ley de Vamos Juntos en la Ciudad que busca introducir una serie de modificaciones en el Código de Transito y el Régimen de Faltas, con la intención de poder regular las actividades desarrolladas por las aplicaciones de delivery. 

La iniciativa oficialista fue rechazada por los gremios del sector por considerar que "legaliza la precarizacion laboral". ¿Cuáles son las claves del proyecto? ¿Qué demandas tienen los trabajadores? ¿Cómo atraviesan la pandemia?

En diálogo con El País Digital, la legisladora del Frente de Todos en la Ciudad Lucía Cámpora en diálogo contó cuál es la postura de su bloque frente al proyecto que presentó el oficialismo: "No podríamos acompañar nunca un proyecto que atente contra el derecho de los trabajadores y lamentablemente esta iniciativa del oficialismo porteño no hace más que legitimar el fraude laboral bajo el cual operan estas empresas. Nosotros estamos de acuerdo en que hace falta una regulación y que estas compañías tienen que cumplir con determinados requisitos y que tienen que estar inscriptas en un registro para estar habilitadas y que tienen que garantizar mecanismos de derechos al consumidor. Lo que no podemos es acompañar un proyecto que al mismo tiempo legitima el fraude laboral, que habla de una relación entre socios que contratan para ofrecer sus servicios a través de plataformas. Entonces, lo que reclamamos es que estas empresas cumplan los derechos que están consagrados en la ley de contrato de trabajo por lo menos hasta que exista una norma específica para el sector". 

Sobre las demandas de estos trabajadores, subrayó "La verdad que la situación de estos trabajadores y trabajadores es de extrema precarización, los reclamos que tienen son los de cualquier empleado, que puedan contar con licencia, que tengan cobertura, obra social, seguro contra riesgos de trabajo, una serie de cuestiones que entendemos que las empresas tienen que garantizarles".

Finalmente, habló sobre cómo atraviesan el trabajo en medio del virus: "La pandemia en la que estos trabajadores y trabajadores cumplen un servicio que se considera esencial visibiliza la situación de extrema vulneración de derechos que atraviesan y nos obliga a trabajar en este sentido. Creo que es necesario un mayor control del Gobierno de la Ciudad sobre cómo funcionan en este distrito y la realidad es que esta vulneración de derechos se da además en el marco de un trabajo en el que están tremendamente expuestos. De hecho, el martes murió un trabajador de Glovo que fue atropellado por un camión y esto nos obliga a estar a la altura para exigirles a las empresas que cumplan con sus derechos y que terminen con esa excusa de que contratan socios como si fueran pares cuando realmente no lo es".   

Por su parte, en declaraciones a este medio, el abogado laboralista Juan Manuel Ottaviano, asesor de los trabajadores del App Sindical, dio su postura acerca del proyecto que empezó a debatirse en la legislatura: "Me parece que la intención del proyecto es por un lado, habilitar a las aplicaciones eximiéndolas de todo tipo de responsabilidad comercial y laboral y, por el otro, crear un permiso de trabajo para perseguir incluso incluyendo sanciones contravencionales específicamente creadas contra los repartidores en caso de que no tengan ese permiso de trabajo, con lo cual creo que es una iniciativa estigmatizante del trabajo, estigmatizante de los repartidores, persecutorio y que lejos de buscar una protección para los trabajadores o una regulación de las aplicaciones es lo que podríamos llamar una regulación desregulatoria, una regulación que no incluye protecciones". 





En esa misma línea, agregó: "Ademas, tiene algunos puntos que a mi por lo menos me alarman muchísimo, que es esta mirada que contempla a la actividad de plataformas exclusivamente como una actividad de reparto lo cual excluye de la correcta calificación de las plataformas: la comercialización. Dicho de otro modo, las plataformas llamadas de delivery comercializan al consumidor final los productos, es decir, los usuarios compran los productos a través de la aplicación. Estas prestan entonces servicios de comercialización, de distribución de productos, también brindan un servicio de intermediación financiera, hasta hacen prestamos, como si fueran bancos y, entre otras cosas, reparten productos, pero esa es la tarea que hacen los trabajadores. Entonces, evidentemente la perspectiva del gobierno de la Ciudad, es regular a los trabajadores y no regular a las plataformas y en todo caso regularlas exclusivamente como intermediarias tecnológicas, o como empresas que hacen exclusivamente reparto cuando están comercializando productos".

Respecto a las demandas que tienen los trabajadores del sector, explicó: "Los trabajadores de plataforma naturalmente buscan dos cosas: que se respeten los ingresos que generan a través de las aplicaciones y las relativas, y subrayo, 'las relativas' libertades que tienen para rechazar pedidos y para autoadministrar su tiempo. Ahora como esa libertad es relativa, se necesita una regulación que contemple esa realidad y al mismo tiempo genere el reconocimiento de la relación laboral y el derecho a descanso, el derecho a un ingreso fijo, el derecho a la negociación colectiva, y muy importante, el derecho a la libre organización sindical. Mientras ese proyecto no se debata, mientras esa posibilidad o ese estatuto de derechos no se debata en el parlamento, los trabajadores de plataforma no tienen nada mas que la autorregulación de su trabajo, organizadas por las propias plataformas". 

Consultado sobre la situación que atraviesan en medio de la pandemia, indicó: "Creo que durante la pandemia lo que sucedió es que intensificó mucho el trabajo, porque efectivamente estamos hablando de una oportunidad laboral, una oportunidad laboral precaria, pero una oportunidad laboral al fin, que fue declarada una actividad esencial, entonces los trabajadores precisamente porque no tienen reconocida la relación laboral, se tienen que hacer cargo de comprar los barbijos, de comprar alcohol en gel, inclusive de autoadministrar sus propios protocolos de salud y seguridad porque en la Ciudad de Buenos Aires particularmente no hay una política de este tipo para su actividad. En definitiva, se agravan las circunstancias o las situaciones que ya venían antes de la cuarentena, y me parece que eso puso en debate cuáles son las protecciones que les corresponden. Hoy cualquier mejoría es mucho mas de lo que tienen ahora, porque hoy no se les garantiza ningún derecho". 

Por último, se refirió a otro de las consecuencias que produjo la cuarentena : "Algo que notamos es que muchos trabajadores que antes realizan el equivalente a una jornada parcial, o se ocupaban algunas horas en la plataforma, durante la cuarentena le están dedicando el equivalente a una jornada completa, las plataformas no aumentaron las bases de pago, lo que hicieron fueron fue aumentar los incentivos por cantidad de pedidos realizados, de alguna manera es el equivalente a no aumentar la base salarial, pero si incrementar los pagos por productividad. Esto conlleva obviamente a que le están dedicando mas horas a la aplicación pero no necesariamente están ganando mas por hora trabajada".


Diarios Argentinos