Una alumna quiso hacer una “broma” y terminó intoxicando a la maestra

La nena de 12 años puso quita esmalte en la botella de agua de la docente durante el recreo. Según admitió, era para una compañera con la que se llevaba mal. El hecho sucedió en una escuela de Entre Ríos.

Una alumna de 12 años puso quita esmalte en la botella de agua mineral de su maestra durante el recreo, quien minutos después de tomarla comenzó a mostrar signos de una grave intoxicación. Según publicó DyN, la alumna de una escuela de Estación Yuquerí, en Entre Ríos, admitió que la “broma” iba dirigida a una compañera de clase con la que “no se llevaba bien”.

Debido al intenso sabor, la docente advirtió que había bebido una sustancia extraña. Momentos después, se le desarrollaron erupciones en la piel, hinchazón y problemas para respirar. Sus colegas decidieron trasladarla sin demoras a la sala de salud de la localidad y luego al sanatorio Garat de Concordia — situada a solo 13 kilómetros—. Los profesionales consiguieron contrarrestar el cuadro, aunque no descartaron que sufra algún tipo de secuela.

El Diario El Sol, que fue el que divulgó la noticia, informó que, ni bien ocurrió el hecho, la maestra instó a sus alumnos a que revelen qué producto le habían agregado al agua y quién había sido. Así fue que la menor reconoció la autoría, aunque aseguró que solo se trató de una broma que se le escapó de las manos. Según el diario local, las autoridades de la escuela están investigando el caso para dilucidar si solo se trató de una travesura o si la niña tenía la intención de envenenar a la compañera o a su maestra.  



Diarios Argentinos